Hipertextual Labs: Heavy Rain

Ayer mismos os hablamos de Heavy Rain sobre la presentación que realizó Sony en Madrid. Hoy volvemos para hacer el análisis, así que entramos en más detalles sobre esta joya lúdica que es Heavy Rain.

Primero situémonos, el juego está desarrollado por Quantic Dream estudio galo fundado por David Cage. Su primer juego fue Omikron: The Normad Soul de 1999, su siguiente trabajo fue Fahrenheit en 2005 y por último este Heavy Rain en este 2010. Heavy Rain cierra una trilogía personal para David Cage de asesinatos en serie, dentro del género del thriller.

Está claro que Heavy Rain se ha convertido en uno de los juegos más controvertido de estos últimos años, tenía sus detractores claros y los optimistas que esperaban un buen juego. Ahora que durante esta semana se va a poner la venta, no creo que cambie esta bipolaridad. Vamos que no va a dejar indiferente, gustará mucho o lo contrario, depende del jugador.

El argumento se centra en Ethan Mars, un arquitecto que verá como su vida cambia por un trágico accidente. Años después, la desgracia se vuelve a cebar con él. Por otro lado los otros personajes, un detective privado, detective del FBI y una periodista; cada uno con su propia historia. Eso sí, todos buscan descubrir quién es el Asesino del Origami y salvar a su última víctima. No quiero desvelar ni un poquito más, aunque si habéis visto trailers ya se dice más.

Técnicamente el juego es sobresaliente, se acerca mucho al hiperrealismo que muchos desean en los videojuegos. Hay un verdadero virtuosismo en describir los pequeños detalles de cada escenario. Eso sí, posibilitado porque los escenarios son pequeños y no demasiado numerosos.

Las animaciones también están muy bien conseguidas aunque en algunos momentos pueden resultar exageradas. Las animaciones faciales son quizás lo más flojo del aspecto técnico. Pero en general es un trabajo esplendido, muy cuidado, de lo mejorcito de lo que llevamos de generación.

La música es sobresaliente. Aunque no es muy variada, es capaz de enfatizar los momentos de tensión de una forma magistral. La melodía principal del juego es deliciosa. El doblado al castellano es muy bueno aunque no perfecto. Algunas voces no van bien con el personaje, sobre todo el caso de la prostituta que dobla Michelle Jenner. De todas formas tenemos la opción de elegir la versión original.

En cuanto a la jugabilidad no hay mucho que explicar. La mayoría son quick time events, pero que nadie se lleve las manos a la cabeza. Porque están implementados de forma adecuada. Nos sirven para empatizar con los personajes, para acompañarlos en su vida diaria. No es sólo eso, también son bastantes intuitivos y no te exigen demasiados reflejos en muchas de las ocasiones.

Son además bastante variadas: algunos debemos mantenerlos pulsados, otros es una simple pulsación, otros hay que pulsar rápidamente... Incluso se hace uso del movimiento del mando de forma bastante apropiada, nunca se abusa. El interfaz de estos botones que debemos pulsar están bien integrados en el juego y no estorban como es costumbre en otros títulos.

Así que nadie ponga el grito en el cielo por los QTE. Quizás la forma de movernos, pulsando el R2 para movernos, se hace complicado en los primeros momentos. Incluso repetiremos errores una vez aclimatados. El L2 tiene una función bastante original, que es el de ver los pensamientos de nuestro personaje y que nos servirá a modo de pistas o para conocerlo mejor.

La historia es el punto fuerte del juego, sin duda. Aquí está la genialidad de Heavy Rain. El guión sin ser perfecto está muy por encima de la inmensa mayoría de videojuegos. Está influido de forma clara por el cine negro. Pero lo más importante es la madurez de éste relato y la importancia de las emociones en el juego. El jugador por la forma en que juega se implica con los personajes de forma mucho más acusada que en una película, precisamente por esa interactividad tan especial; esa forma de hacernos participes de la historia y de los personajes.

Las decisiones serán importantes, tanto, que muchas veces podrán conllevar que uno de los protagonistas muera. Aunque hay que decir, que esto es bastante complicado conseguirlo. Aunque hay bastante variaciones en el camino e incluso en el desenlace, hay otras veces que no se nos deja opción. Así que en ese punto no hay una libertad total.

El juego dura unas 10 horas, poca rejugabilidad y como ya sabéis no tiene multijugador. Respecto a la rejugabilidad; hay que tener en cuenta que una vez vivida tu historia empezar otra con todas sus variedades, no apetece. Al menos tiene que pasar un tiempo para que podamos repetir con ganas, buscando un desenlace diferente. En ese sentido comparto la idea de David Cage que defendía no rejugar el título, porque una vez acabada lo que tendremos es "nuestra" historia.

Heavy Rain es una de las grandes exclusividades de este año en PS3 y me atrevería a decir que es una de las más importantes de toda la generación. No es un juego perfecto, pero ofrece algo nuevo, una trama más madura de la que estamos acostumbrados y sobre todo, una forma de jugar diferente. ¿Es una aventura gráfica? Yo diría que no, desde luego es un videojuego pero un género totalmente nuevo. ¿Película interactiva? Pese a los fallos abre una nueva forma de jugar.

9/10

Lo que sí podemos decir es que es un juego de sobresaliente. Muy cuidado en casi todos los aspectos, algunos pequeños fallos del guión, algún bug y algunas irregularidades en el aspecto técnico no merman una experiencia única. No es un juego que gustará a todo el mundo, pero merece la pena darle una oportunidad. Probar la demo es un primer paso, pero insuficiente para atisbar la brillantez de este juego de Quantic Dream.