25 años de Tetris

Tetris

Hace 25 años, el 6 de junio de 1984, en Moscú un ingeniero informático de nombre Alekséi Pázhitnov programó una obra maestra de los videojuegos. Se inspiró en un puzle de mesa, el pentaminós, pero usando figuras de 4 piezas (tetra) en lugar de cinco (penta). Por ese hecho lo llamó Тетрис, es decir, Tetris. Un juego que demostró en plena Guerra Fría que no hay telones de acero, ni sistemas políticos que resistan el envite de un puñado de piezas de colores en su lenta pero inexorable caída en busca de una línea más, un nuevo encaje geométrico que allane el camino.

Posiblemente sea uno de los videojuegos más famosos de todos los tiempos, no hay plataforma que no haya tenido su propia versión de Tetris, ya sea legal o ilegalmente, y tuvo parte de la culpa del fulgurante éxito de Game Boy hace ya veinte años. En total ha vendido más de 50 millones de copias en sus diferentes versiones.

Fue uno de los primeros títulos que unió a toda la familia en torno a una consola, algo que hoy sería tachado despectivamente de casual, cuando Tetris es la definición misma de los videojeugos y posee en su aparente simpleza el secreto inconfesable del entretenimiento más puro y la sana adicción. Hoy forma parte de la cultura de varias generaciones, y es que 25 años no son nada para un juego, y su creador, que gozan de la eternidad desde aquel lejano 6 de junio de 1984.