Rarezas: Snes CD

La primera entrega de rarezas la dedicamos a Apple Pippin, una consola que salió al mercado y pasó absolutamente desapercibida para todo el mundo excepto para un puñado de compradores entusiastas. Esta semana se trata de un fenómeno al contrario, una consola que nunca llegó a salir, pero que cambió, con su no comercialización, la industria del videojuego de arriba a abajo. Supuso el fin de un, hasta entonces, indiscutible reinado de Nintendo en los videojuegos, y la llegada al mercado de un coloso, Sony. Hablamos de Snes CD.

Snes CD

Esta historia comienza a finales de la década de los ochenta. Tras el crash de la industria del videojuego en 1983, muchas compañías tienen que cerrar, quedándose unas pocas para liderar el incipiente mercado. Nintendo era, junto a Sega, una de las grandes triunfadoras, con Nintendo Entertainment System y Master System respectivamente, pero querían dar un salto de calidad y cantidad hacia los 16 bits.

Nintendo, como también hizo Sega, estaba diseñando una nueva videoconsola tras el rotundo éxito del que gozó con la NES. Querían a los mejores proveedores para lograr hacer la mejor máquina, y Sony, tal vez la mejor elección, logró colarse en el proyecto de Nintendo para fabricar el chip de sonido. Firmaron un muy buen acuerdo por el cual en el futuro Sony crearía la unidad óptica de una consola de Nintendo, e incluso se preveía la posibilidad de que desarrollasen una máquina compatible con Super Nintendo y con capacidades multimedia. ¿Su nombre en clave? Super Nintendo Playstation Project.

Super Nintendo arrasó con todo, su triunfo fue abrumador, pero ni Nintendo ni Sony se quedaron sentados contando dinero. Querían más, y en 1991 durante una feria electrónica Sony da a conocer que ambas compañías están trabajando codo con codo para hacer una videoconsola. Una de las cabezas visibles del proyecto fue Ken Kutaragi, artífice del interés de Sony por los videojuegos. En principio se trataba de una Super Nintendo con una unidad de CD-ROM, algo con lo que Nintendo no estaba muy conforme, al temer los efectos de la piratería.
Snes CD Add-on

Al día siguiente del anuncio de Sony, Nintendo declara roto el acuerdo y confiesan que están trabajando con Phillips. Esto, además de un duro golpe, supuso una humillación en toda regla para Sony. Sí que habían tenido discrepancias en algunos asuntos puntuales, especialmente el debate sobre CD o Cartucho como soporte para los juegos. Como pongo más arriba, el miedo a la piratería influye, y los tiempos de carga, pero también el hecho de que si se opta por CD's las ganancias serían muy superiores para Sony, pero si, por el contrario, son cartuchos, los royalties irían para Nintendo.

Sea como fuere, Nintendo estaba jugando a varias bandas, algo muy poco acorde con el incorruptible honor japonés, pero en los negocios rigen otras reglas. La rotura del acuerdo motivó una denuncia de Sony por incumplimiento de contrato. Las negociaciones se abrieron de nuevo y llegaron a un nuevo, y parecía que definitivo, acuerdo. Aunque Kutaragi estaba empezando a frustrarse, declarando esto en un informe de 1992:

No hay consenso dentro de Sony acerca de porque tenemos entrar en este negocio. Estamos dejando pasar el tiempo y perdiendo oportunidades esperando demasiado de Nintendo, y llegando a acuerdos con ellos con una buena fe ciega.

Aún con esa desconfianza sobre la mesa, Nintendo iba a trabajar con Phillips y Sony, incorporarían un chip de 32 bits, y usarían el formato CD-ROM XA para el proyecto, que se acoplaría a la Super Nintendo por la ranura inferior, y tanto Phillips como Sony podrían crear consolas compatibles. Pero el paso del tiempo acaba enfriando el proyecto, que se aparca definitivamente en 1993. Las razones esgrimidas por Nintendo son problemas técnicos, y la necesidad de dar un salto generacional (Nintendo 64), más que alargar artificialmente el ciclo del anterior, a lo que hay que sumar el escaso éxito del experimento similar que llevó a cabo Sega con MegaDrive.

Mientras tanto, en Sony se estaban frotando las manos, ya disponían de la técnica necesaria para emprender la carrera en solitario. Nurio Ohga, Presidente de Sony, estaba cansado de los desmanes de Yamauchi y compañía, por lo que hace suyos los deseos de Kutaragi de desarrollar la consola sin ayuda de nadie, y así lo hacen. Nace Playstation.
Logos Playstation

Desde el primer momento se entendió que no era una aventura pasajera, Sony había invertido muchísimos recursos como para abandonar. Tuvo buen ojo, y una pizca de suerte, porque la llegada de Playstation se produjo en un periodo de entreguerras si se me permite la expresión, con Super Nintendo dando sus últimos coletazos, Virtual Boy compitiendo en otro mercado (sea cual sea, porque no vendió nada), Sega en franca decadencia, y la necesidad de publicitar los videojuegos como entretenimiento no solo para niños.

Viendo en retrospectiva como sucedió todo, no me extrañaría nada que alguien en Nintendo se hubiera arrepentido de romper el acuerdo con Sony, despertando así al que ha sido dominador del mercado durante una larga década. Pero, como pasó con Nintendo en su momento, todo imperio toca a su fin.