Ecetia explica: ¿Qué es anti-aliasing y jaggies?

Otro martes, y nueva entrega de Ecetia explica, donde intentamos, con mayor o menor fortuna, aclarar términos de videojuegos que no siempre están todo lo claros que debieran. En anteriores semanas hemos visto técnicas usadas para aparentar tridimensionalidad donde no la hay, como Bump Mapping, Modo 7, o Scroll Parallax, pero ahora veremos algo que poco o nada tiene que ver con simular 3D. Está relacionado con las propias limitaciones de los videojuegos, en su doble vertiente, el problema y la solución.

El problema se conoce como aliasing, afecta tanto a gráficos 2D como a entornos 3D, y se produce cuando se pretende representar una línea curva o incluso recta inclinada a una resolución insuficiente para ser mostrada correctamente en pantalla. Al no poder dibujar la línea, y estando compuesta por píxeles, surgen los llamados dientes de sierra (comunmente conocidos como jaggies) tan molestos a la vista. Pero una imagen vale más que mil palabras, así que les pido que observen la siguiente captura de la primera fase de Super Mario 64, concretamente en los barrotes del fondo justo detrás de Mario:

mario-64

La inclinación de la línea recta es mínima, pero debido a la poca resolución de Nintendo 64 no puede dibujarlo correctamente y notamos los píxeles del barrote. Eso por no hablar de los barrotes del fondo a la izquierda, que se han distorsionado formando varios anillos, aunque es un efecto distinto que poco tiene que ver con el aliasing.

En tiempos de N64, PSX, e incluso la anterior generación de consolas, era muy frecuente ver estos bordes dentados en los videojuegos, pero hoy día, afortunadamente y gracias a las mayores resoluciones que soportan las nuevas plataformas, los jaggies están en franco retroceso. Pero no han desaparecido, en algunos juegos de Xbox360 y PS3 todavía es posible ver unos pocos jaggies, porque son HD, pero su resolución no es infinita. Y por otro lado tenemos el curioso caso de Wii, que en una televisión normal, con el cable de vídeo incluido en la consola muestra menos jaggies que en una televisión HD con un mal escalado y el cable por componentes. Esto es debido a que el cable por componentes muestra la pantalla a una resolución de 480p, la más alta posible en Wii, enseñando todas las virtudes gráficas... y también las carencias. En una televisión normal mostraría el conjunto más difuminado y ocultarían los jaggies.

¿Cuál es el medicamento para los jaggies? Pues contra el aliasing, nada mejor que el anti-aliasing. Esta técnica (a veces nombrada por su siglas, AA), usada en infinidad de juegos, minimiza pero no soluciona totalmente el problema,, sino que lo maquilla. Me explico, el anti-aliasing lo que hace es, a través de un filtro, difuminar los bordes, degradando el color de los mismos, para ocultar los dientes de sierra en la medida de lo posible, lo que conlleva un suavizado de las líneas que lo hacen mucho más agradable a la vista.

anti-aliasing

El anti-liasing tiene un mayor efecto visual a distancias prudenciales de la televisión o monitor, en las que notamos menos su efecto. Este tipo de filtros explican que no sea raro ver un juego mejor en emulador que en su formato original, pero hay que usar el AA sin abusar, porque de lo contrario obtendríamos un resultado excesivamente borroso.

Gracias al anti-aliasing, y las resoluciones actuales (salvo en el caso de Wii que aún tiene bastante margen de mejora) los jaggies han pasado de ser algo normal e inevitable, a una molestia excepcional.