20 años de Game Boy

gameboy

El 21 de abril de 1989, hace exactamente 20 años, salió al mercado en Japón la que con el tiempo ha llegado a ser la videoconsola portátil por excelencia, la mejor y más vendida, Game Boy. A través de estos 20 años ha sufrido muchos cambios, vendidas más de 200 millones de unidades entre todas sus versiones, pasado de mano en mano por varias generaciones, de hermano a hermano, padres a hijos, hijos a padres... Y con ese proceso se ha quedado inserta de manera indeleble en el imaginario colectivo, de forma que (al igual que pasó después con PSX) no son pocos que han sustituido el término "consola portátil" por el de gameboy.

Lo curioso es que triunfó siendo la menos agraciada, era el patito feo de la primera hornada de videoconsolas portátiles que lo son realmente, con cartuchos intercambiables y con autonomía suficiente. La GB original contaba con una poco atractiva pantalla verde, y una paleta de colores que brillaba por su ausencia mostrando únicamente 4 tonalidades de grises. Poco después de su salida, llegaron al mercado Atari Lynx y Sega Game Gear, ambas muy superiores técnicamente a Game Boy, con pantalla a color, un diseño bastante más moderno, y unos juegos que las acercaban, especialmente a Game Gear, a lo mostrado por las consolas de 8 bits. Pero en ese panorama fue Nintendo con su Game Boy la que se llevó el gato al agua, ¿Cómo se explica eso?

En primer lugar hay que decir que el hombre que ideó la consola era nada más y nada menos que Gunpei Yokoi, el inventor loco de Nintendo que ya había triunfado con su gama de juguetes, la serie de portátiles Game & Watch, algunos juegos como Metroid o Kid Icarus, e incluso tuvo tiempo de ser el mentor de Shigeru Miyamoto. Yokoi tomó muchos riesgos (los mismos que le costarían el puesto años después con el fracaso de Virtual Boy) y, contra la opinión de un amplio sector dentro de la compañía, impuso y defendió la pantalla monocromática para dar mayor durabilidad de las baterías, algo muy importante para una consola que quiera ser portátil. Esa decisión arriesgada y personal de Yokoi a la postre fue crucial para el posterior éxito de GameBoy.

La pantalla, como acabamos de ver, está muy ligada a la duración de la batería, por ello Game Boy usaba solamente 4 pilas AA, mientras que Game Gear y Atari Lynx tenían que estar equipadas con 6 pilas para que la consola aguantase viva 4 ó 5 horas... Game Boy tenía una autonomía de aproximadamente 15 horas. Pero al potencial consumidor de la época este asunto no era tan importante como otros, por ejemplo el precio. Game Boy tuvo un precio de salida de unos 90€ ($115), mientras que Atary Linx costaba 180€ ($230) y GameGear 150€ ($195).

Una vez que Game Boy había conseguido atraer algún comprador con sus, a priori, desventajas, era hora de hablar de lo que realmente interesa a cualquiera que se acerque a una consola, los propios juegos. Como no podía ser de otra forma, los juegos eran simples, gráficamente discretos, el chip de sonido se alejaba mucho de los estándares actuales, pero tenían toda la jugabilidad y capacidad de enganche que se puede esperar de Nintendo. Tuvo un comodín muy importante, y es que Nintendo, tras complicadas negociaciones, consiguió hacerse con los derechos en exclusiva para plataformas domésticas de Tetris, el mítico juego de puzles de Alekséi Pázhitnov.

Link's Awakening

Tetris ha sido uno de los juegos más recordados de Game Boy, no en vano se vendió junto a la propia consola, logró colocar 33 millones de copias en todo el mundo y fue de los primeros videojuegos en ser disfrutados tanto por padres como por hijos, lo que hoy sería tachado de casual en aquel entonces fue un acontecimiento sin prejuicios. Pero hubo muchos más títulos dignos de mención, como la saga Super Mario Land y Wario Land, los primeros y triunfantes Pokemon, versiones portátiles de Megaman, Castlevania y Kid Icarus, el grandísimo Zelda: Link's Awakening, y otros muchos que formaron un catálogo bastante completo.

Otro tanto a su favor lo encontramos en la cantidad de accesorios (algunos ciertamente inútiles) que podían ponerse a Game Boy, desde el obvio alimentador de corriente que se incluía en la caja, hasta una impresora pasando por fundas, cámara, luz, lupa, altavoces, y el cable link, que permitía jugar dos jugadores simultáneamente y echar unas partidas a, por ejemplo, Tetris.

Ha pasado mucho tiempo desde que vino al mundo Game Boy, se han sucedido diversas versiones de la consola (Pocket, Color, Advance, SP, Micro), su creador, Gunpei Yokoi, falleció en 1997, y Nintendo DS ha cogido el testigo portátil en Nintendo... Pero el espíritu, tanto de la Game Boy original como de Yokoi, sigue presente.