El machismo en los videojuegos

Hoy, ocho de marzo, se conmemora en todo el mundo el Día Internacional de la Mujer, siendo una fecha propicia para reclamar una igualdad que aún no existe. Y la falta de igualdad afecta a todos los niveles, entre ellos el objeto de este blog: los videojuegos.

dead-or-alive-xtreme-2_46

El machismo, entendido como el conjunto de conductas y practicas sociales que justifican y promueven actitudes discriminatorias hacia las mujeres, está, en mayor o menor medida, presente en la mayoría de las expresiones culturales, y, como tal, tampoco es ajeno al mundo del videojuego. Es algo que afecta a todas las plataformas y épocas a lo largo de la historia del videojuego, siendo muchos los que han contribuido a reproducir roles y comportamientos machistas, usando una representación de la mujer reducida a lo sexual.

Se pueden distinguir dos tipos de expresiones machistas en la industria. Por un lado tenemos la perspectiva subjetivizada, es decir, los supuestos hábitos de las mujeres a la hora de elegir y jugar un videojuego, y los juegos orientados a ellas. Otra visión pudiera ser más objetiva, donde se trata el contenido concreto de ciertos videojuegos y lo estereotipado de su argumento.

El machismo en los videojuegos existe, está muy patente y es difícil que se pueda mitigar. Pero no deja de ser un asunto bastante serio, que siempre encontrará mucha resistencia allá donde se plantee. El Parlamento Europeo recientemente aprobó un informe denunciando el mal uso de la figura femenina en los videojuegos.

gta1

Es un asunto bastante espinoso, que suele levantar polvareda allá donde se menciona, y ha sido objeto de numerosos estudios y reflexiones más o menos acertadas. Una de las conclusiones más recurrentes es que los videojuegos son cosa de hombres, así se justifica el hecho de que algunos videojuegos den rienda suelta a ese universo repleto de insinuantes y voluptuosas mujeres que albergamos los hombres en nuestra cabeza. Esto no haría falta ni rebatirlo, porque evidentemente los videojuegos no son cosa de hombres.

A ese punto llega otro estudio, afirmando que, en una franja de edad comprendida entre 25 y 34 años las mujeres juegan más que los hombres. Ni tanto, ni tan calvo. Ese estudio alguno podría considerarlo feminista, pero lejos de la realidad es igual de machista que el resto, porque acto seguido relega a un segundo plano el entretenimiento de la mujer, porque "prefieren juegos inmediatos y sin demasiadas complicaciones, tales como el Tetris o los típicos solitarios." En este punto cabría preguntarse si por "juego inmediato y sin demasiadas complicaciones" no entrarían también juegos como Devil May Cry, o God of War (juegos de los conocidos "machacabotones" que no creo que conlleven mayor complicación que el Tetris a partir de ciertos niveles), e incluso Guitar Hero, cuya inmediatez ya la quisiera el solitario. En definitiva, se pretende dejar a la mujer los juegos supuestamente, como puzles o minijuegos flash mientras los juegos juegos se consideran terreno de los hombres.
galsp3

Es posible que los hombres jueguen (o juguemos) más que las mujeres, no he ido puerta por puerta preguntándolo, ni es algo que me quite el sueño. Pero el hecho de decir que la mujer prefiere juegos inmediatos y sin demasiadas complicaciones no deja de ser una muestra de desigualdad, porque la conclusión podía haber sido la contraria de cambiar la perspectiva. Es decir, es un estudio hecho por y para hombres, porque de otra forma perfectamente podrían haber dicho que un juego de puzle es ejemplo de sesudo y complicado, mientras que un shooter es inmediato y sin demasiadas complicaciones... Y no les faltaría razón.

Hace unos años años, el Instituto de la Mujer en España editó un extenso trabajo sobre la desigualdad de género presente en los videojuegos realizado por el Centro de Investigación y Documentación Educativa (CIDE) desde una visión multidisciplinar, desde la óptica de psicólogos, filósofos, trabajadores sociales, informáticos, etc. Tuvo cierta repercusión, pero denota falta de información en varios de sus párrafos, por ejemplo confunden la trama de Zelda Ocarina of Time con WindWaker, o nombran los Final Fantasy más exitosos obviando al, tal vez, más famoso de todos, Final Fantasy VII. Eso hace pensar que no han tocado un videojuegos en su vida, y esa desinformación hace que muchas de sus conclusiones sean bastante irrisorias.

ada_wong_1

Por un lado ven acertadamente el machismo más o menos light presente en varios juegos, como la figura sumisa y secundaria de la Princesa Toadstool (ahora Peach) en la saga Super Mario, el reclamo fundamentalmente sexual de Lara Croft en Tomb Raider, o el sexismo más claro en juegos como Grand Theft Auto o Dead or Alive. Pero por otro caen en errores tan garrafales como considerar machista Zelda (Ganon sólo la retenía para conseguir, le importaba tres cominos ella como mujer, y Link como hombre), y también a los Lemmings con estas reflexiones:

Los Lemmings son seres asexuados que lo único que hacen es caminar hacia delante [...] Estos seres no agreden a nadie, no atacan ni deben defenderse de nadie. Sólo son incansables caminantes… ¡y trabajadores! [...] Pero los trabajos que se proponen son fundamentalmente atribuidos al mundo masculino. Se obvian trabajos como cuidar, atender, limpiar, administrar, etc., como labores para el desarrollo de este juego.

fototurbogirl

Esa afirmación es un cúmulo de despropósitos que dificilmente se tiene en pie. De ser como proponen en el estudio, ¿que pasaría si hubiera unos tipos de Lemmings cavando y otros limpiando? Si, efectivamente, entonces si que sería un juego machista, o al menos tendría muchas papeletas para serlo. Es una pena que una serie de estudios pretenciosamente serios sobre un tema tan interesante cometan deslices tan garrafales, atribuyendo también un carácter discriminatorio a Pokemon por el mero hecho de dar la posibilidad de elegir entre un entrenador chico y otro chica, haciendo distinción. Parece que si se puede elegir mal, y si no... Peor.

Y digo que este tipo de estudios son una pena porque si que hay videojuegos donde se aprecian estereotipos como para ir a buscarlos en otros donde no existen. En origen, los roles machistas eran importados de otras representaciones culturales. Por ejemplo en Super Mario Bros, Donkey Kong o Dragon's Lair la historia era una mera adaptación de los clásicos cuentos infantiles donde el apuesto varón (o no tan apuesto en el caso de Mario) salvaba a una princesa generalmente obediente y sin iniciativa de las garras de un malvado. Luchaban por el amor de una mujer, y eso tiene su componente, en mayor o menor grado, de rebajar a la mujer al papel de mero objeto, moneda de cambio para el más fuerte.

metroid-end

Pero también empezó pronto a usarse un lenguaje propio en la industria del videojuego, donde la figura femenina es usada exclusivamente como objeto de marketing, un reclamo para el público masculino. Los más viejos del lugar recordamos los juegos de Spectrum, Amstrad o MSX. Al pensar en escribir este artículo me vinieron a la mente varios juegos, cuyas portadas poco o nada tenían que ver con el juego en sí. Hablo, por ejemplo, de Turbo Girl, Game Over y Aventura Espacial, en cuyas portadas (algunas obras de Luis Royo) presentaban una mujer con una vestimenta que dejaba muy poco a la imaginación, pero esa mujer en el juego ni estaba ni se la esperaba, era un señuelo para el público masculino. En Turbo Girl, por ejemplo, manejábamos una moto en scroll vertical, ni rastro de la guapa motera.

Pero es que cuando los programadores pensaron en hacer protagonista de un videjuego a una mujer, no es que fuese precisamente un avance en favor de la igualdad. ¿Hay protagonistas de videojuegos feas?. Imagínense un videojuego donde la protagonista aparece durante todo el juego cubierta por completo, y sólo podremos verla más ligera de ropa al pasarnos el juego, y cada vez con menos ropa dependiendo del tiempo en que completemos la aventura ¿Sería machista? Yo apuesto que si, y hablo de Metroid. Vaya por delante que es uno de mis videojuegos favoritos, y que Nintendo podría haberse ahorrado ese reclamo sexual sin que el juego viera rebajada su calidad lo más mínimo.

lara_croft

Luego con Lara Croft pudimos ver como aumentaba la talla de sujetador en cada juego. También el famoso Itagaki con su Dead or Alive no ha hecho más que profundizar en el aspecto sexual. Es especialmente llamativo el caso de Dead or Alive, un buen juego de lucha que prestó atención preferente al bamboleo de los pechos de las protagonistas, llegando a ser una de sus señas de identidad. Tanto que Tecmo hizo un juego para todas sus protagonistas femeninas en un entorno más optimo para que diesen rienda suelta a sus cuerpos, un juego de volley-ball. El anuncio al menos es coherente, no engaña sobre su contenido o público potencial:

La vestimenta de las mujeres protagonistas de videojuegos suele ser poco acorde a las situaciones que vemos en pantalla. A Indiana Jones nadie le vio un pelo de las piernas, y en cambio Lara Croft luce un pantaloncito muy corto, y una camiseta ajustada. Un caso muy curioso de ropas inadecuadas lo encontramos en Resident Evil, en mitad de carnicerías entre los zombies y el equipo STARS aparece, de vez en cuando, Ada Wong, una misteriosa mujer con un sexy vestido de noche, y una pistola sujeta a la liga. Aunque mejor eso que lo visto en GTA, donde un altísimo porcentaje de mujeres son prostitutas dispuestas a lo que haga falta, si queremos pagamos, si no les metemos una paliza, o directamente las matamos y santas pascuas, y eso son palabras bastante más serias que una princesa bobalicona. Para minimizarlo se suele argumentar que es un reflejo de la realidad, pero también el 11-S fue real y no hay juegos que nos metan en la piel de Al-Qaeda.

Más arriba comentaba aquello de que a las mujeres les gustan los juegos como Tetris y similares. A los hombres también, y para demostrarlo os traigo un arcade que muchos recordarán: Gals Panic. Un juego entretenido de puzles que se convirtió en un título de culto al presentar una joven que se desnudaba ante nuestros ojos al finalizar la fase, y todo por una moneda. Hubo bastantes juegos arcade eróticos, en Pixfans les dedicaron un completísimo artículo.

chicase31

Para vender al público un juego en ocasiones no basta con un buen número de polígonos redondeados, ni siquiera un anuncio erotico-playero como en DoA Xtreme. A veces lo virtual sabe a poco, se requiere la presencia de algo tangible, y para llenar ese hueco llegan las ferias de videojuegos. Las compañías compitiendo por ver quien lleva a las chicas más espectaculares y con menos ropa, que deben soportar miles de babeantes jovenes (y no tan jovenes) mirandolas y no necesariamente a los ojos. Luego, la prensa especializada se ocupa de dar el bombo necesario haciendo especiales con las tías más buenas de la feria. Hubo un avance al respecto cuando en el año 2006 la feria más importante, el E3, decidió vetar, o al menos mitigar, estas practicas. Pero 3 años después esa feria ha decaido y para que vuelva a ser la que era han decidido que vuelvan las mujeres semi-desnudas a los expositores. Es patético, en teoría es una feria de videojuegos, para presentar novedades, vídeos, demos, y dar conferencias. No es tema de ser más o menos mojigato, o de sentirse machitos, ni de dobles morales, la cuestión es: ¿Es necesario eso para vender un videojuego? Es la imagen más clara de reducción de la mujer a lo meramente sexual en el mundo del videojuego.

050912
Tras pasar de usar a la mujer en la portada, ponerla de protagonista en un videojuego, a desnudarla en un expositor, ya sólo quedaba un paso... Desarrollar juegos específicamente pensados para mujeres. Existen una serie de juegos que lograrían hacer la perfecta mujer según la óptica masculina, desde Imagina ser Mamá, Mi novio, Tu Diario Secreto, Imagina ser amazona, Cocinera, La boda perfecta o Baby Girl. La temática es la culminación por capítulos del sueño de una chica en un ambiente machista, primero cuenta en su diario que chico le gusta, se hace su novia, planea su boda, es mamá, cuida de su bebé y de su marido, en su tiempo libre monta a caballo por el campo y se realiza laboralmente como enfermera, o veterinaria.

Valga este artículo como homenaje a todas las mujeres que han de vivir en un mundo diseñado en gran parte por y para hombres. En el terreno de los videojuegos sería bueno dejar a un lado los juegos enfocados a hombres o a mujeres y empezar a hacerlos para personas.