Una versión diferente de Kung Fu Master

Si a Robert Rodríguez o a Quentin Tarantino les hubiera dado por los videojuegos, el clásico de 1984, Kung Fu Master habría sido algo más o menos así...

Desde luego, el final juega con la habitual fantasía de los más débiles de poder derrotar a los más fuertes: unos arrasan el instituto con una metralleta y otros hacen estas cosas tan graciosas. Y es que hay muchos nerds talentosos ahí fuera.

Enlace: Kung Fu Bandito | Vía: BBPS