La tengo más grande

Al menos eso será lo que diga el dueño de una PS3, a uno de Wii. Un usuario dado a las manualidades, ha hecho réplicas exactas de dichas consolas, y la verdad es que la diferencia de tamaño apabulla.

PS3 es un cacharro enorme, mientras Wii es pequeñita. Pero hay un problema: para jugar a Wii, sobre todo en juegos que exploten al 100% el mando, necesitarás mucho espacio si no quieres romperte un brazo o alguna estantería.

¿Qué haces PS3? Baja de ahí inmediatamente, que vas a herniar a la pobre Wii.

(Vía Joystiq)