G402 Hyperion Fury

Garrosh, hijo de Grommash, es un personaje entrañable en Hearthstone, a pesar de su papel detestable en World of Warcraft. Su historia comenzó como una baraja agresiva, pero ahora el arquetipo Warrior Control es el popular. Hoy lo analizamos en Ecetia.

¡No te pierdas nuestro contenido!
3 de octubre de 2014, 14:00
Temas: HearthStone
Más de: GARROSH, GUERRERO

Garrosh; hijo de Grommash, uno de los protagonistas de la próxima expansión de World of Warcraft; empezó timorato su historia en Hearthstone. Normalmente ligado a barajas agresivas, el arquetipo Warrior Control nació en la Open Beta para contrarrestar a las barajas hiper-agresivas que colmaban el metajuego, especialmente Cazador Turno 7, una de las barajas más míticas de la historia del CCG de Blizzard. No obstante, la proliferación de barajas midrange con esbirros difíciles de matar y Miracle Rogue pudiendo ganar a pesar de acumular armadura hicieron que el arquetipo cayera en desuso. La situación, al igual que le pasó a Malfurion, era demasiado inhóspita para una baraja que estaba destinada para ganarle a barajas agresivas o tener la posibilidad de jugar una partida a fatiga contra mazos de control.

Con la emancipación del metajuego con respecto a Miracle Rogue y Cazador Midrange, dos barajas midrange tremendamente efectivas, Garrosh vuelve a escena como una baraja potencial para aquellos acólitos al control. Veamos cómo suelen ser las elecciones comunes para este arquetipo.

Una buena defensa, el mejor ataque

El arquetipo orbita en defenderse correctamente los primeros turnos para desplegar sus amenazas al final de la partida. Para ello, necesitamos buen removal, esbirros de coste bajo efectivos y capacidad de sweep por si perdemos el control de la mesa. Paradójicamente, Garrosh fue una de las clases que más se benefició de Naxxramas, a pesar de su relativamente bajo rendimiento. Forjadura de armaduras y Necrófago inestable completan la selección de esbirros de coste dos que nos permitirán entrar en el midgame con una cantidad de vidas saludable. A su vez, las dos armas, Picadura de la Muerte y Hacha de guerra ígnea, son una gran fuente de ventaja de carta y nos permitirán controlar efectivamente Garrosh es un héroe polivalente y su arquetipo de control ofrece un gran abanico de opciones a la hora de montarlolos primeros esbirros de nuestro rival. Con la gran capacidad de acumular armadura, las vidas no deben ser un riesgo, a menos que la partida se nos vaya de las manos.

Hablando de ventaja de cartas, otro pilar de los mazos de control es mantener un flujo de cartas entrante para sujetar la mesa, el Acólito de dolor brilla en estrategias de control por la habilidad de la clase en dañar a sus propios esbirros. Rara es la ocasión en que esta carta no roba dos cartas. Si bien no es ventaja de cartas per se, Eructador de lodo es otro esbirro que nos provee gran defensa así como posiblemente un 2x1. El arquetipo carecía de minions Provocar que encajen bien en la filosofía del mismo, y la ciudadela de no-muertos trajo dos grandes herramientas que Garrosh supo aprovechar.

Porque no sólo de esbirros vive el jugador de control, tenemos una buena dosis de hechizos para complementarlos. Si bien las últimas listas muestran notablemente menos hechizos que las originales, el removal efectivo de la clase sigue estando allí. Ejecutar y Embate con escudo serán tus armas favoritas para eliminar esbirros. Pero a veces, perdemos completamente el control de la mesa. En esos casos de emergencia sacamos la Camorra a relucir. Esto nos permitirá recuperar el terreno perdido y comenzar a desplegar nuestras condiciones de victoria.

Una baraja de leyenda

Naranja, sin duda, es el color de esta baraja. Las listas estándar tienen la friolera de 7 cartas legendarias. Por lo regular se tratan de esbirros muy poderosos que nos servirán para concretar la victoria. Ya que nuestros otros esbirros apenas tienen capacidad ofensiva, necesitamos cartas como Ragnaros, Ysera y Alexstrasza para rematar la partida. Asimismo, hay otras legendarias que vemos reiteradas ocasiones en este arquetipo.

    · Cairne Pezuña de Sangre y Sylvanas Brisaveloz

Estos dos esbirros de 6 manás cumplen la misma misión: generar ventaja de cartas mientras presionamos a nuestro rival con una amenaza con la que deben lidiar. Es común sacar un 2x1 de estos esbirros así como muchas veces la presión ejercida es tan fuerte que encaminan la partida para acabarla fácilmente.

    · Alexstrasza

El dragón legendario complementa a la perfección la incapacidad de Garrosh para generar daño en los primeros turnos. En raras ocasiones la usaremos en nosotros, pero siempre es algo que podemos tener en cuenta.

metagame 6 temporada Hearthstone

    · Grommash Grito Infernal

El finisher por excelencia de la baraja y uno de los más potentes de Hearthstone. El padre de Garrosh ofrece un burst de hasta 12 daños con Carga del cual nuestro contrincante deberá jugador alrededor a partir del turno 10. Se complementa muy bien con Alexstrasza.

    · Ragnaros e Ysera

Los finishers secundarios por su falta de burst pero sin duda dos de los mejores que podemos tener en nuestro arsenal. El dragón es muy difícil de matar y también genera ventaja de cartas, a pesar de que es aleatoria y en un momento de la partida donde no es muy determinante. Mientras tanto, el Señor del Fuego tiene las mismas propiedades con el beneficio de tener un efecto inmediato en la partida, algo de lo que Ysera carece, el argumento principal de los detractores del esbirro de 9 cristales.

    · Loatheb

Porque es impresionante y todo el mundo lo juego. No hay mucho más que explicar.

Conclusión

Warrior Control es una baraja cara de montar y difícil de jugar. En su activo tiene la capacidad de lidiar muy bien con las barajas más agresivas, algo con lo que la mayoría de los mazos de control tienen problemas. Además de todo esto, tiene un emparejamiento favorable contra algunas de las barajas de control más populares del formato: al tener un amplio arsenal de esbirros difíciles de matar y poder acumular armadura, el late game, por lo regular, es favorable para Garrosh.

En su pasivo, la baraja puede tener problemas contra Zoo o barajas midrange. Si bien es efectiva matando esbirros pequeños, cartas como Eructador de lodo, Crinalta de la sabana o Cairne son un gran problema. Lo mismo pasa con Zoo, que cada esbirro es una amenaza potencial y la efectividad en sus costes de maná pueden resultar ser una montaña demasiado difícil de montar, sobre todo si tenemos una mano cargada de costes altos.

De todos modos, si estáis pensando en jugar control esta temporada, éste es el arquetipo que siempre invito a la gente a intentar. Es divertido, a pesar de ser lento, y siempre está muy bien jugar una pila de legendarias y ver como ellas apisonan a nuestro rival.

¡Lok'thar Ogar, compañeros!