• Los jugadores con mal comportamiento tendrán restricciones en el chat
  • Se les impedirá así mismo la entrada en la cola en solitario de ranked
  • El cambio se implementará al principio en los servidores de NA y EU
¡No te pierdas nuestro contenido!
24 de septiembre de 2014, 20:42
Más de: FLAMERS, RIOT

Esta mañana se daba a conocer la noticia en los foros oficiales del League of Legends que algunos cambios que se habían probado en el PBE relativos al control de los jugadores tóxicos iban a ser finalmente implementados en el cliente oficial, siendo el más crítico de los mismos las restricciones en la cola de ranked y reafirmando la postura de Riot sobre lo que para muchos es el problema más grave que esta compañía viene afrontando desde la aparición del juego, como ya comentábamos en algunos post anteriores.

El cambio va a ser un duro golpe para todos los denominados flamers, ya que no solo verán mermada su capacidad comunicativa en el chat sino que los equipos de Competitividad y Comportamiento han decidido ir un paso más allá imponiendo restricciones en la cola de ranked a los mismos y amenazando con denegar las recompensas de final de temporada a todos los jugadores que mantengan el castigo cuando llegue la misma. Los invocadores que decidan seguir con un comportamiento poco decoroso se exponen por tanto a perder el borde del retrato como la nueva skin victoriosa de esta temporada, que como se confirmaba hace pocos días resultaba ser de Morgana.Se denegarán incluso las recompensas de final de temporada

El cambio ha tenido como era de prever una gran acogida en la comunidad, que en general considera que los castigos que tradicionalmente se venían imponiendo a todos los amigos del acoso escrito eran insuficientes e ineficientes, lo cual generaba un deterioro del ambiente general de juego y del amor por el mismo.

Cabe recalcar que estos ajustes de moderación están en fase de pruebas y serán implementados por primera vez en el cliente oficial en los servidores de NA y EU, aunque probablemente tras un corto periodo de tiempo serán extendidos al resto. Así pues ya sabéis, ¡Portaos bien que Rito os vigila!