Riot Games ha comenzado desde ayer a probar un nuevo test destinado a detectar a los feeders intencionales que tanto daño hacen a la competición en LoL. Las penas varían entre los 14 días de baja o la expulsión permanente para aquellos que infringen las normas.

¡No te pierdas nuestro contenido!
(c) Riot Games
27 de agosto de 2014, 19:00
Más de: LOL, LYTE

Tribunal, el sistema que rige las conductas de los jugadores en el League of Legends, se encuentra en modo de mantenimiento mientras la gente de Riot Games implementa y actualiza muchas de sus funciones básicas. Pero eso no significa que en el LoL mientras tanto impere la ley del salvaje oeste.

Así lo anuncia uno de sus "sheriff", Lyte, con la llegada a los servidores europeos del sistema testado durante algunas pasadas semanas en el de Norte América y destinado a detectar y escalar conductas inapropiadas en la comunidad en lo referente a casos de racismo, sexismo, homofobia y abuso verbal.

Un sistema aún en pruebas que llegará a todos los servidores.

Una política de tolerancia cero que reconocen está siendo efectiva a la hora de reducir esos comportamientos y que ahora piensan extender no solo al lenguaje sino que también a conductas poco deportivas, en concreto a aquellas propias de los feeders en el LoL.

Los test para implementar este nuevo sistema de control comenzarán de menor a mayor intensidad para minimizar al inicio los falsos positivos que puedan darse. Al igual que con el anterior orientado a reducir la violencia verbal en las comunicaciones de los jugadores, una vez que esté suficientemente probado irá extendiéndose a otros servidores desde el original de Norte América.

¿Qué os parecen estas políticas por parte de Riot Games? ¿Las creéis necesarias o cohartan la libertad de los jugadores?