La Liga de Videojuegos Profesional ha descubierto un caso de suplantación de identidad que afecta a la División de Honor de Call of Duty, en concreto localizada en el partido Dimegio contra Pain Gaming de la jornada undécima.

¡No te pierdas nuestro contenido!
6 de Junio de 2014, 18:07
Temas: Torneos
Más de: CALL OF DUTY, LVP

Los eSports son aquellos deportes electrónicos donde los equipos y jugadores se enfrentan en determinados partidos, amistosos o profesionales, para convertirse en los mejores en distintas licencias, intentando siempre apelar al sentido competitivo pero también al espíritu noble y deportivo.

Una vez más, y van dos en el último mes, la Liga de Videojuegos Profesional ha anunciado un nuevo caso de suplantación de identidad realizada durante la jornada 11 de la División de Honor de Call of Duty. En concreto esta acción se ha dado en el partido disputado entre Dimegio contra Pain Gaming, y realizada por los jugadores Sammy y JK7, para Dimegio. Tras las investigaciones oportunas, la LVP ha confirmado la sanción impuesta a dichos jugadores, acusados de suplantación de identidad.

Según parece en la información trascendida, Sammy cedió su cuenta a JK7, soldado de Outbreak, para que ocupará su puesto durante dicho partido. La LVP considera esta acción como una infracción extremadamente grave que atenta contra el espíritu deportivo de la Liga de Videojuegos Profesional, habiendo puesto en peligro el desarrollo de la Liga y que, de forma directa, también perjudica al resto de los equipos.

No hay lugar a dudas sobre dicha suplantación de identidad, dado que los propios jugadores han admitido de forma pública este hecho. La principal consecuencia es la expulsión de ambos jugadores indefinidamente de la competición. También el equipo Dimegio ha sido sancionado perdiendo todos los puntos en la División de Honor de CoD, y también toda posibilidad que tenía de disputar la promoción para la siguiente temporada. Dimegio también desvincula a su equipo de la licencia Call of Duty para competiciones eSports.

La expulsión de JK7 de la temporada actual, va a permitir al equipo de Outbreak realizar un cambio excepcional en su equipo para la Final Cup 6, que se celebrará a final de este mes en la Gamergy. Esta infracción afecta directamente a la clasificación de la División de Honor de Call of Duty, ya que al perder los integrantes de Dimegio todos sus puntos, posibilita que Dragons pase a ocupar la octava plaza que da acceso a la Final Cup 6.

A pesar de la dureza de la noticia, una misma situación vivimos hace escasamente dos semanas, donde la LVP decidió sancionar al equipo KIYF , expulsándolo de la División de Honor de League of Legends, por acciones realizadas por uno de sus jugadores. En este caso la sanción tuvo como consecuencia directa la eliminación de KIYF de la División de Honor y su imposibilidad de disputar la promoción de la próxima temporada.