• Ya hemos podido probar la primera beta pública del Battlefield: Hardline en nuestra PS4.
  • La beta está muy limitada: un solo mapa y dos modos de juego.
  • El cambio gráfico es inexistente respecto a su predecesor y sólo hay cambio estético.
¡No te pierdas nuestro contenido!
18 de junio de 2014, 14:45

Tuvo un papel protagonista en la conferencia de EA, era el juego más esperado y fue el último en ser presentado: el nuevo Battlefield. Hemos tenido la suerte de tener una PS4 y una invitación a la beta para probarlo y contaros qué nos parece el nuevo Battlefield: Hardline, lo que nos gusta y lo que no.

Gráficos y ambientación

bf-hardline
Lo primero que me llamó la atención es la baja resolución de muchas de las texturas, no sé si el juego final tendrá texturas de más tamaño o si ha sido intencionado para llegar a los 60fps de la manera más constante posible, ya veremos. Los modelos sí que me han gustado bastante más, aunque al nivel del Battlefield anterior, no hay gran cambio en este aspecto. La paleta de colores ha dicho adiós a los marrones, verdes y colores neutros pasando a tener un colorido suave, casi pastel que da un En el apartado gráfico el cambio es puramente estéticoaspecto mucho más desenfadado al juego pero dentro de los límites de lo que debe ser un Battlefield.

Al inicio de la partida a cada jugador le será asignado un bando: policía o criminal. Los criminales tendrán que llevar a cabo alguna actividad delictiva para ganar la partida como robar y huir o permanecer el mayor tiempo posible atracando un lugar, mientras que los policías, obviamente, deberán pararles cuanto antes. El cambio es sólo estético, echo en falta que haya alicientes a la inmersión en un rol o en otro, la distinción entre ser policía o "caco" se reduce casi a la información del HUD. Vemos, pese a lo anterior, un énfasis importante en la personalización de las armas, que puede desbloquearse al poco de comenzar la beta y modificarse con dinero virtual. Los skins de armas esperemos que lleguen al nivel y variedad de las de CS:GO.

Los nuevos modos Blood Money y Heist

hardlines

Los nuevos modos de juego del Battlefield: Hardline, son variaciones de los modos de siempre "capturar la bandera" y "rey de la colina". En el primero tenemos que robar tanto dinero como podamos e intentar asegurarlo en el punto de control de nuestro equipo. Cuanto más tiempo permanezcamos robando dinero, más cantidad podremos llevar a nuestro punto de control, aunque obviamente, estar robando mucho tiempo nos hace más vulnerables que si usamos el hit & run. En el segundo modo, tenemos que recuperar bolsas de dinero y llevarlas a nuestro punto de control. Los modos de siempre con un toque diferenteLos policías deben evitar que esto suceda en ambos modos de juego, siendo este apenas el único cambio entre bandos.

Las partidas se desarrollan en el único nivel disponible en Battlefield: Hardline, el cual es bastante pequeño si comparamos con la extensión de los mapas del anterior Battlefield. Las alturas, escondites y caminos alternativos dan vidilla a la hora de preparar estrategias in-game. Las partida puede acabarse en tan solo 3 ó 4 minutos si el equipo es lo suficientemente rápido como para robar todo el dinero necesario y huir con él. Es parte del cambio del juego, aunque la mayoría de partidas que hemos jugado se han ido a los 15 minutos.

La jugabilidad del nuevo Battlefield: Hardline

bf-hardlines
No podemos hacer un juicio de valor sobre una beta tan limitada del Battlefield: Hardline, con un solo mapa y dos modos, como lo es la del Battlefield: Hardline, pero si podemos comentar lo diferente que es de sus predecesores, dejando ese concepto de batallas masivas con mapas enormes, tanques, barcos... para ofrecernos una acción mucho más concentrada. El número de jugadores pasa a ser de 32 y el escenario es mucho más reducido, al menos el mapa que hemos jugado en la beta.

Hay bastantes bugs, pero la beta es totalmente jugable y el netcode está muy trabajado. Las partidas han ido bastante bien y no hemos tenido problemas al conectarnos a ellas. La beta en sí es bastante aburrida al ofrecer tan poco contenido, y nos deja con la sensación de que falta mucho que hacer, pero la idea es buena y nos encanta la temática si estuviera más trabajada.