El ciclo de desarrollo de una entrega de Call of Duty asciende a tres años, algo que permitirá lanzar juegos de mayor calidad pero también más contenido adicional.

¡No te pierdas nuestro contenido!
7 de febrero de 2014, 12:22
Temas: Consolas PC

Los últimos resultados trimestrales de la editora Activision Blizzard han dado mucho de qué hablar. Una de las noticias más importantes tiene nombre propio: Sledgehammer. El equipo tejano es el responsable del próximo Call of Duty que se lanzará en otoño, suponiendo un cambio en el ciclo de desarrollo de la popular serie de la compañía.

Hasta ahora Sledgehammer ha estado ayudando en el desarrollo de los últimos Call of Duty, pero parece que les ha llegado el protagonismo que estaban deseando. Activision ha confirmado que el equipo se une a los estudios titulares para el desarrollo de las distintas entregas de Call of Duty. Esto hace que el ciclo de desarrollo sufra un cambio de dirección. Ahora cada uno de los equipos, bien Infinity Ward, Treyarch o la propia Sledgehammer, tendrán tres años para realizar sus distintos videojuegos. Esto sería algo positivo a vistas del consumidor que podría recibir experiencias de juego mucho más equilibradas y pulidas, aunque también tiene una desventaja.

Y es que añade la editora que al tener un año más de desarrollo, se van a centrar un poco más en distintos contenidos adicionales y las microtransacciones, por considerarlas grandes oportunidades de futuro.
Se esperaba que la entrega de este año fuera desarrollada por Infinity Ward en una nueva entrega de Modern Warfare, uno de los títulos más valorados de la franquicia bélica de la compañía. Ahora nos quedan dudas en saber qué dirección va a tomar la serie con este nuevo equipo de desarrollo, seguramente veremos bastantes cambios respecto al trabajo de Infinity Ward y Treyarch.