¡No te pierdas nuestro contenido!

Para DICE no hay vuelta de hoja, Battlefield 4 para PC en su apartado gráfico es superior a lo que han logrado en PlayStation 4 y Xbox One, pero los videojugadores no deberían comparar entre sí las versiones de distintas plataformas, ya que si bien la experiencia de juego se mantiene casi igual, con un par de variables en camino, como el uso del Touchpad del DualShock 4, a nivel visual es posible observar una diferencia palpable (mas no incómoda) en el desempeño del juego, derivado de un dilema y circunstancia que resultó familiar para el estudio, ya que desde el desarrollo de Battlefield 3 ya se habían topado con este problema, al desarrollar distintas versiones para diversas plataformas, cada una con cualidades y límites distintos.

Battlefield-4-Screenshot-2

Patrick Bach, Productor Ejecutivo de la franquicia, en entrevista exclusiva con los chicos de OXM, fue quien reveló esta situación para su nuevo juego, al ser cuestionado sobre la dificultad de balancear un título que por su popularidad tendrá presencia en PC, Xbox One, PS4, Xbox 360 y PS3, a lo que Bach señaló el punto del conflicto:

Me recuerda a lo que sucedió con Battlefield 3. Este problema ya lo teníamos incluso antes de la llegada de la nueva generación de consolas, donde hicimos un juego que lucía espectacular en PC, pero que en PS3 y Xbox 360 lucía asombroso, sin llegar a ser igual a lo del ordenador, por lo que la gente nos comenzó a acosar. La cuestión es que deben de compararse los juegos de una misma plataforma.

De acuerdo con Bach, para esta nueva entrega se han dedicado a llevar las capacidades del hardware de todas las plataformas al límite, con lo que han logrado un juego que supera por mucho a lo visto en Battlefield 3, destacando que su verdadera meta es lograr los mejores gráficos posibles en cada versión dentro del rango de la misma, no intentar igualarlas a lo que hicieron en PC. Battlefield 4 será lanzado el primero de noviembre para PC, PS3 and Xbox 360, las versiones para Xbox One y PS4 tendrán una fecha oficial una vez que las consolas salgan al mercado.