¡No te pierdas nuestro contenido!

Destiny es uno de los juegos más esperados del momento, y uno de los que debería ocupar de los primeros lugares en nuestra lista de prioridades una vez que terminemos con Grand Theft Auto V. Hoy Bungie y Activision han hecho equipo con los chicos de Sony para revelar en el blog oficial de PlayStation la que será la portada oficial de Destiny para sus plataformas. En donde podemos ver a las tres clases de personajes que controlaremos: Titán, Cazador y Brujo, transmitiendo la idea del planteamiento general del juego, un shooter en primera persona con un prometedor sistema multijugador, que parte de una invasión extraterrestre en la tierra para eventualmente trasladarse a distintos planetas como escenario, se trata de una producción salida ni más ni menos que del mismo estudio que creó Halo, por lo que la expectativa (y exigencia) no será poca:

Revelan el arte de portada de Destiny 2

De acuerdo a lo declarado en la nota oficial donde se presentó el arte y diseño de la portada, esto no es la única pieza de material que nos tienen preparada, ya que mañana mismo subirán un video en donde, según prometen, podremos apreciar a detalle el sistema de juego de este esperado título:

Hola Nación PlayStation. Esta va a ser una semana de lo más emocionante. Primero, porque os presentamos el diseño de la portada de nuestro juego. En Destiny, jugaréis como una de las tres clases de Guardianes: Titán, Cazador y Brujo, todos ellos capaces de utilizar un increíble poder para proteger la última ciudad segura de la Tierra, tarea que han jurado llevar a cabo. Volved mañana por aquí para ver nuestro último tráiler gameplay.

Destiny saldrá para PlayStation 3, PlayStation 4, Xbox One y Xbox 360, su arribo está confirmado para el próximo año, aunque todavía no existe una fecha concreta. El título supone una prueba de fuego para Bungie, quienes nos comprobarán si tienen algo qué ofrecernos aparte de lo que en su momento lograron con la saga original de Master Chief. El video de mañana será crucial para darnos una idea concreta de qué tan cerca estarán de lograrlo.