Una de las principales diferencias entre PlayStation 4 y Xbox One es el precio de 100 dólares, una cifra que bien podría justificarse por la inclusión de Kinect pero que también pierde fuerza por todas las medidas restrictivas que trae de serie la consola. Microsoft intenta justificarse una vez más en el precio asegurando que por 499 dólares se ofrece una experiencia de juego por valor de "miles de dólares".

La librería de juegos de Xbox One se puede compartir con quien quieras, sólo hay que mentir

Don Mattrick, el mismo ejecutivo de Microsoft que no se cansa de presentar nuevos sistemas, ha mantenido una conversación con Bloomberg TV donde ha justificado el precio de 499 dólares de Xbox One frente a la competencia, asegurando que se ofrece mucho más valor bajo ese precio:

Es un precio menor respecto a lo que habían estimado los analistas. Si te fijas en cualquier producto moderno hoy día, ves que 499 dólares no es un precio disparatado. Estamos ofreciendo miles de dólares de valor a la gente, así que creo que les va a encantar cuando usen este sistema.

Xbox One está fuertemente ligado a los servicios ofrecidos mediante la televisión, algo que no va a estar disponible en Europa en la misma magnitud. En el Viejo Continente se sigue con cierto escepticismo todas estas medidas impuestas en la consola. Primero por no contar con conexión a Internet de alta velocidad en ciertas áreas del continente, y segundo por la baja renta que hay en ciertos países como España o Italia.

Mattrick también ha hablado de la próxima entrega de Halo, a la que curiosamente se ha referido como Halo 5. Conviene recordar que el juego tuvo un pequeño adelanto en el E3 referido como una nueva entrega de Halo, pero nunca como la quinta entrega de la serie. Al menos ya tenemos una idea del hilo argumental que podría seguirse en la próxima iteración de la serie.