¡No te pierdas nuestro contenido!

Últimamente Activision nos da pocas sorpresas, y una de ellas no será precisamente el anuncio de un nuevo Call of Duty. La compañía norteamericana ha tranquilizado a sus inversores confirmando que para finales de año estará disponible una nueva entrega de Call of Duty, en un movimiento que ya no sorprende pero que dejaba ciertas dudas viendo que justo les coincide un cambio generacional.

black-ops-2

Más que esta intención no han detallado nada más. Aunque Activision ha querido recalcar que con esta nueva entrega quieren seguir apostando por la innovación dejando el listón mucho más alto. Viendo las referencias de pasados años, es probable que este nuevo Call of Duty se lance a lo largo del mes de noviembre. Tras el buen trabajo de Treyarch con Black Ops 2, parece ahora el turno de Infinity Ward para una nueva entrega, posiblemente el rumoreado Modern Warfare 4.

Se ha dejado bien claro a los inversores que existe una mayor volatilidad este año debido al cambio generacional, dejando muchas dudas sobre las posibles plataformas que recibirían el videojuego. Todo parece apuntar a que este hipotético Modern Warfare 4 saldría en las plataformas actuales, aunque no se descartaría una versión mejorada para las sucesoras de PlayStation 3 y Xbox 360 que saldrían a finales de año, al menos en Estados Unidos y Japón.

A la editora todavía no le interesa ofrecer datos concretos sobre esta nueva entrega para no perjudicar las ventas de los contenidos adicionales de Black Ops 2. De hecho, el último DLC anunciado, Black Ops 2: Revolution se pondrá a disposición de los usuarios de PlayStation 3 y PC el próximo 28 de febrero, tras ya estar disponible en la sobremesa de Microsoft. Conviene recordar que este DLC incluye cuatro mapas para el multijugador (Mirage, Downhill, Hydro y Grind), un mapa zombi llamado Die Rise, y un nuevo modo zombi de nombre Turned.

Call of Duty: Black Ops 2 ha vuelto a ser un éxito de ventas, sobre todo en Norteamérica donde ha sido el título más vendido de 2012.