¡No te pierdas nuestro contenido!

THQ cierra y deja de existir como compañía, dejando sus licencias a otras grandes empresas. El proceso de venta de los activos de THQ prácticamente se ha dado por finalizado  a esperas de que el Tribunal de Quiebras de Estados Unidos ratifique un acuerdo ya alcanzado entre compañías. La mayoría de los activos que han salido a subasta han encontrado un comprador, aunque tenemos duras excepciones. Al final han sido cinco las compañías que se han hecho con los activos de la ya extinta THQ, entre las que se encuentran Koch Media/Deep Silver, Crytek, Take 2, Ubisoft y Sega. Licencias tan jugosas como Warhammer 40.000, Metro, Saint´s Row, Homefront y la WWE ya cuentan con nuevos dueños, menos Darksiders.

THQ-Closes

El proceso de compra ha sido complejo, con varios montantes económicos y distintas licencias que cambian de manos. A continuación un resumen de todos estos cambios:

  • Sega adquiere Relic Entertainment (Warhammer 40.000, Company of Heroes) por 26,6 millones de dólares, en la puja más alta que se ha registrado. Zenimax Media, la compañía matriz de Bethesda, ha sido el segundo pujador.
  • Koch Media/Deep Silver se hace con Volition y su franquicia de Saint´s Row por 22,3 millones de dólares, siendo Ubisoft la segunda interesada en esta licencia. También compran Metro por 5,8 millones de dólares.
  • Crytek compra los derechos de Homefront por 544.000 dólares, en un movimiento esperable ya que son ellos los encargados de desarrollar la segunda entrega.
  • Take 2 adquiere Evolve, un proyecto que no ha sido anunciado todavía pero del que se dice que es un titulo cooperativo. Su desarrollo está a cargo de Turte Rock Studios (Left 4 Dead) y el pago de 10,8 millones por la licencia parece insinuar que estamos ante un proyecto de gran envergadura, posiblemente para la próxima generación de consolas. Asimismo compran la licencia de la WWE, aunque este proceso se ha realizado de manera privada.
  • Ubisoft se hace con THQ Montreal por 2,5 millones, estudio donde milita Patrice Désilets (Assassin´s Creed) junto a las licencias de 1666 y una desconocida Underdog. Y también compran South Park por 3,2 millones.

Algunos activos, incluidos los derechos de distribución y Vigil Games, no se han vendido. Preocupante lo que tenemos con Vigil Games, los creadores de Darksiders, que no han recibido ninguna puja por su venta. Según parece la puja inicial era muy alta y ninguna compañía ha ofrecido una cantidad óptima para su venta. Ahora, y dado casi por hecho que Vigil Games desaparece como apuntan distintos empleados, la licencia de Darksiders podría venderse de forma privada a un precio basura.

Integrantes del estudio  bastante afectados por este asunto, han acabado admitiendo que tenían en desarrollo un proyecto llamado "Crawler" que iba a sorprender a la gente. También tenían en planificación la creación de un Darksiders III con cooperativo a cuatro jugadores.

Jason Rubin (presidente) y Brian Farrell (CEO) han enviado una carta a sus ya ex trabajadores donde aclaran que sus puestos de trabajo dependen directamente de los nuevos propietarios, mientras que los estudios no adquiridos, desaparecerían.