¡No te pierdas nuestro contenido!

Siempre hay juegos que deseabas jugar y por algún motivo u otro terminaste por no llevar a tus consolas. Esa fue precisamente mi experiencia con Little King’s Story. Para cuando llegó, yo tenía mi Wii prácticamente olvidada y me estaba centrando más en las consolas de la competencia, y aunque el juego me llamaba mucho la atención nunca lo compré y me quedé con las ganas. Por eso me hacía bastante ilusión probar New Little King’s Story para PlayStation Vita. Sentía que era una oportunidad de darle un bocado a ese juego que me había perdido.

New-Little-Kings-Story-Logo

La historia es bastante parecida a la del juego original. Nos ponemos en los zapatos de Kolobo, un rey que lo ha perdido todo cuando, de manera repentina, una ejercito maligno ataca su castillo y se ve forzado a huir. Nuestra misión por lo tanto será tratar de restaurar la paz mientras vamos poco a poco reconstruyendo nuestro reino con la invaluable ayuda de nuestro consejo real. La idea es crear un nuevo reino para irlo desarrollando en la medida de nuestras posibilidades hasta vernos con la suficiente fuerza como para recuperar nuestro castillo, salvar a las princesas que se han quedado atrapadas (sí otra vez con el tópico) y de paso entrenar a nuestros leales súbditos, que en un primer momento no son más que ciudadanos comunes y corrientes sin ninguna especialización.

Levantando un Reino

La mecánica del juego es bastante sencilla, nosotros controlamos a Kolobo, pero como todo rey que se precie, el trabajo sucio se lo dejaremos a nuestros ciudadanos. Con lo que lo primero que necesitamos es empezar a entrenarlos en las diferentes actividades que requiere nuestro reino para empezar a avanzar.

Al empezar, por ejemplo, necesitaremos granjeros que nos ayuden a escavar hoyos y recolectar cosechas. Esto nos ayudará a recaudar fondos para el reino y crear escuelas en las que podremos convertir a otros ciudadanos en cazadores, guerreros, leñadores, etc. Como es lógico, cada escuela se especializa en una actividad, así pues los carpinteros son excelentes constructores que nos ayudarán a crear puentes o rampas para acceder a sitios inaccesibles, los cazadores se especializan en atacar a distancia a los enemigos y los guerreros hacen estragos en combate directo.

New Little King's Story Carpinteros

Cada vez que salgamos a explorar para buscar recursos podremos elegir una guardia real, es decir, un número de ciudadanos que nos sigan. Nuestro séquito en un principio es pequeño, pero a medida que vamos ganando experiencia se hará más y más grande, lo que te permite llevar diferentes combinaciones de profesiones según sean tus necesidades.

Reclutar a tu séquito es tan sencillo como apuntar hacia el ciudadano que quieras añadir y pulsar el botón de círculo. Una vez elegida tu guardia real toca encaminarse hacia tus objetivos y decidir quien va a hacer que. Para llevar cierto control los ciudadanos se agruparán por profesiones y pulsando el botón de triángulo podrás cambiar rápidamente de una a otra profesión. Luego basta con apuntar y pulsar el botón de cuadrado para "lanzar" al ciudadano a efectuar el trabajo.

En búsqueda del tesoro

Puede que seas un rey, pero vas a tener que trabajar como el que más para conseguir la gloria y recuperar tu reino. Así que más allá de la historia principal, tendrás que centrarte en buscar recursos para mejorar tu reino y resolver las peticiones de tus ciudadanos para incrementar experiencia y ganar más dinero.

Cada misión nos otorgará ciertos objetos que podremos utilizar para mejorar el equipo de nuestra guardia real y que son bastante graciosos. Trajes de momia, paraguas que aumentan el daño, capuchas de ninja que aumentan la defensa, e incluso faldas y camisas hawaianas. Es realmente gracioso el batiburrillo de trajes con los que puede terminar tu guardia real. También conseguirás ciertos materiales que te servirán para llevar a la alquimista y pedirle que te construya nuevos objetos o que te mejore ciertos atributos.

New Little King's Story Fila

El dinero que vayas acumulando lo iremos gastando en mejoras para el reino, ya sea crear un hospital para curar a los heridos en combate o una nueva estrategia para que tus soldados aprendan una nueva formación que te permita escapar más fácilmente o centrar su atención en protegerte. Vamos que tendrás que estar explorando constantemente y recuperando botines para prepararte para tener el nivel y preparación necesarias para las grandes peleas que se te avecinan.

El clavo en el zapato del rey

New Little King Story es un juego de esos largos a los que no te pesa echarle horas. Al menos a mi no me resultó aburrido y créanme cuando les digo que siempre hay algo que hacer. Podría haber sido un juego de esos que colocamos en los más alto, si no fuera porque cuenta con errores que realmente le pesan.

Lo primero son los menús que no son nada intuitivos, al menos para mi. Soy de la opinión de que cuando notas que los menús están ahí es porque no funcionan todo lo fluido que deberían. En Skyrim por ejemplo, hay montones de objetos, magias, alimentos, gritos, etc, pero todo está tan bien acomodado que no te resulta complicado encontrar lo que necesitas y utilizarlo. Esa no es mi experiencia con este juego y podría ser un simple detallito de nada si no fuera porque no es lo único que molesta del juego.

A la hora de controlar a tus súbditos por ejemplo, muchas veces te vas a encontrar frustrado porque como te desvíes un pequeño pixel, en lugar de entrar en la escuela que has elegido, terminará estrellándose contra el árbol más próximo. Es cierto que la experiencia mejora y se hace más fácil si haces uso de la pantalla táctil, pero en mi opinión deberías poder elegirla porque te guste más y no porque usar los gatillos y botones te esté desesperando.

A medida que nuestro ejercito comienza a crecer, nos empezaremos a topar con otros dos problemas. El primero es que en los terrenos en los que hay diferentes alturas, es un coñazo poder pasar con todos los soldados porque la mitad se te cae por el camino. Es algo que puedes mejorar si cambias de alineación por ejemplo, pero aún si los llevas a todos en línea te vas a topar con que en ciertos sitios te quedas sin parte de tu ejercito. El segundo es que nos vamos a topar con que el juego no va fluido cuando hay muchos elementos en pantalla.

New Little King's Story Errores Traducción

La traducción al español también deja mucho que desear, hay errores que hacen que te duelan los ojos y que son francamente básicos. Yo les he tomado un pantallazo del menú principal por ejemplo, donde han traducido "close" que en este caso tendría que ser "cerrar" como "cerca". Y hay muchas frases que tienen letras cambiadas o que no tienen mucho sentido. Vamos que se nota que no lo han revisado de manera adecuada.

6,5/10

New Little King's Story podría haber sido un gran juego, y a pesar de todos sus fallos aún consigue divertirte, pero es imposible no notar sus problemas y quedarte con una sensación agridulce. Si te gusta el género te recomiendo que no te quedes con las ganas porque vale la pena probarlo, pero hazlo a sabiendas de sus errores.