¡No te pierdas nuestro contenido!


Hace uno días hablamos de los iconos salidos de los videojuegos, entre ellos nombramos al padre de los juegos de cosas que caen y hay que acomodarlos debajo, el archiconocido Tetris. Casualmente ayer, 6 de Junio, la creación de Alekséi Pázhitnov cumplió 28 años.

Alekséi Leonídovich Pázhitnov, un ingeniero informático nativo de Moscú era un fanático de los juegos de ingenio. Uno de ellos, conocido como pentaminós, fue el que plantó el germen para desarrollar la idea de Tetris. El pentaminós es un viejo puzzle que consiste en armar rompecabezas con piezas compuestas por cinco cuadrados de igual tamaño. Todas las combinaciones de estos cuadrados dan las 12 piezas que contiene el juego, el rompecabezas clásico es completar un rectángulo usando los 12 pentaminós sin dejar espacios al decubierto y sin que las piezas se encimen. Es un verdadero dilema para muchos matemáticos encontrar toda la combinatoria para resolver cada uno de los rectángulos posibles. Un juego simple pero que genera mucha adicción y rompederos de cabeza. Según el propio Pázhitnov en algún momento se planteó lo siguiente:

Se trata de un juego muy simple, elegante y pequeño, yo disfruté con él durante años. Entonces pensé ¿por qué no crear un juego como este?

Cabe destacar que los pentaminós son una forma especial de los poliominós, o sea figuras compuestas por cuadrados de igual tamaño, el dominó es el juego más antiguo creado usando poliominós, pero hay infinidad de juegos de mesa que los utilizan.

Tomando el poliominó de orden inferior, o sea el de cuatro lados el bueno de Alekséi llevó su idea al Centro de Computación Dorodnitsyn donde trabajaba y con ayuda de dos colegas suyos llamados Dmitri Pavlovski y Vadim Gerasimov programaron el juego en una Electrónika 60 y según cuenta la leyenda, en una sola tarde del 6 de junio de 1984.
El nombre Tetris sale de la combinación de Trenominó con Tenis, deporte del cual Pázhitnov es fanático. Lo cierto es que la popularidad del juego explota cuando el joven --contaba con apenas 16 años-- Vadim Gerasimov hace una versión para IBM PC programada completamente en Turbo Pascal, la cual se puede bajar directamente de la página del propio autor. Esa versión llega a Hungría donde programadores húngaros anónimos hacen ports para Apple II y Commodore 64. De aquí llegó a manos de una pequeña empresa de desarrollo inglesa llamada Andromeda y dirigida por un tal Robert Stein.

Stein intenta conectar a Pázhitnov, cosa que hoy en día sería cuestión horas, pero en ese entonces, plena guerra fría se torna una labor imposible. Aún así vende los derechos --obviamente sin poseerlos-- a la inglesa Mirrorsoft y su filial estadounidense Spectrum Holobyte que en 1987 lanzan versiones comerciales del juego para Atari ST y Sinclair ZX Spectrum, versión esta última que fue la primera que jugué en mi vida.

A partir de esta explosión de mercado comenzó una puja por la compra de los derechos del juego, donde los principales actores fueron Nintendo y Atari. Habiendo sido desarrollado en un instituto público en la Rusia comunista los derechos reales del juego eran del partido, y en definitiva del pueblo. Es decir que Tetris fue concebido sin quererlo como una obra de dominio público.

En 1988 durante la Consumer Electronic Show un programador de Nintendo de origen holandés llamado Henk Rogers tuvo su primer contacto con Tetris. Entusiasmado por el potencial comercial del juego y enterado de que no había una posesión real de derechos por los publicadores hizo un viaje sin invitación a Moscú para ver si realmente era posible conseguir los derechos del juego. Simultáneamente Atari intentaba lo mismo. La maniobra maestra de Rogers fue hacerse amigo de Pázhitnov quién aún no había visto un sólo centavo de su creación. Rogers impulsó y ayudó a que Pázhitnov se mudara a Estados Unidos y que fundara The Tetris Company con ayuda de capitales de Nintendo. Esto sentó la suficiente precedencia como para que definitivamente Nintendo pudiera ejercer plenos derecho sobre el uso y usufructúo de la marca Tetris. De allí a que el juego fuera el caballo de batalla para hacer que la Nintendo Gameboy se convierta en el éxito que fue-

No voy a explicarles la forma de jugar Tetris, no creo que no haya ser humano en la tierra con contacto en una computadora o consola que no haya jugado alguna vez una partida de Tetris. Tetris inspiró una infinidad de juegos, algunos de mucho renombre y éxito entre los cuales podemos nombrar a Columns, Dr Mario, Puyo Puyo, Klax, Collapse, y un larguísimo etcétera. Pázhitnov a parte de recibir una pensión de por vida por parte de Nintendo ha trabajado para Microsoft y es el creador del popular Hexic.

Tetris sigue tan vivo como hace 28 años, una de las versiones actuales más populares es Tetris Battle en Facebook, que permite batallas en simultáneo de hasta 6 jugadores a la vez directamente desde nuestro navegador. Podemos adquirir ítems especiales para tener alguna ventaja en la batalla y el juego se divide por una especie de handicap con lo cual si jugamos lo bastante bien iremos subiendo de nivel y enfrentando jugadores cada vez más poderos pudiendo incluso caer de categoría.

Así que quién pudiera hacer un juego que 28 años después siga igual de fresco y siga siendo la adicción de millones de personas. Por esas miles de horas de diversiones que nos has dado, ¡Feliz Cumpleaños Tetris!