¡No te pierdas nuestro contenido!

Ya os contamos días atrás que el posible nombre en clave de la nueva consola de Sony se postula como Orbis. Pues bien en su empeño de seguir sacando a la luz las características de la misma, los distintos medios de comunicación están intentantando contactar con posibles fuentes cercanas a la compañía nipona, las cuales afirman que son totalmente fiables.

En esta ocasión le toca el turno de sacar a "la palestra" toda la información obtenida al medio IGN, el cual afirma contar con otras fuentes cercanas al desarrollo de PlayStation 4.

Si dichas fuentes anónimas son ciertas, eso significaría que PlayStation 4 usaría un chip personalizado AMD A8-3850 que cuenta con un procesador quad-Core de 2,9 GHz y un chip gráfico integrado, Radeon HD 6550D, que trabajaría conjuntamente con la tarjeta gráfica dedicada, una Radeon HD 7670 de 1GHz con 1GB de VRAM que vendría a ser una modificación de la HD 6770 lanzada en 2011 capaz de trabajar en DirectX11. El chip también tendría soporte para HDMI 1.4a, necesario para poder disfrutar de resoluciones por encima de los 4K.

Según la misma fuente, esa misma tarjeta gráfica será la que se use en Xbox 720, por lo que, si esto fuera cierto, la consola next gen de Sony sería gráficamente hablando idéntica a la de Microsoft. Eso podría ayudar a crear juegos multiplataforma, pero tampoco demasiado, pues Sony, como siempre, haría una personalización del chip mencionado previamente antes del lanzamiento de la consola, lo cual podría complicar la vida a los desarrolladores.

Ya se sabe que cuando los chips de PC, ya sean CPU o GPU, se aplican en una consola se adaptan y mejoran para sacarles el mayor partido, pero aún así, hay que tener en cuenta que la GPU a la que hace referencia el rumor será el chip económico de la serie HD 7000, o lo que es lo mismo, el menos potente de la serie.

Si hacemos memoria, Epic Games declaró que el Unreal Engine 4, necesitaría una capacidad de procesamiento de 2,5 Teraflops, y el Radeon HD 7670 no llegaría ni a los 819 Gigaflops, que es lo que tiene la siguiente en la serie, la HD 7750. Aunque contáramos la capacidad de la gráfica integrada en la APU, no alcanzaría eso, quedándose en 1,50 Teraflops.

Por lo que, a no ser que las compañías Sony y Microsoft, estén pasando olímpicamente de los desarrolladores que les están pidiendo potencia en la siguiente generación, estas especificaciones son bastante dudosas.