¡No te pierdas nuestro contenido!

Crytek vuelve a la carga con toda su artillería mostrando oficialmente el primer video gameplay de lo que será la última entrega de su mayor obra, Crysis 3, un espectacular FPS con los increíbles gráficos que muestra el motor gráfico CryEngine3.

En Crysis 3 volveremos a tomar el control de Prophet (nuestro protagonista "cambiante"), embarcado en una épica batalla en las calles de una Nueva York irreconocible, después de los ataques alienígenas sufridos durante la entrega de Crysis 2, la empresa Cell Corporation ha desarrollado una nano-cúpula que aisla totalmente la ciudad para poder separar a la humanidad de los peligros de su interior, donde se han sucedido grandes cambios climáticos que han convertido a la urbe en una descomunal selva tropical, en la que nuestros enemigos campan a sus anchas.

Nuestra labor será sencilla, como único representante humano equipado con un super-traje, tendremos que realizar el papel del propietario de una propiedad con inquilinos morosos, aunque para ello podremos ser todo lo salvaje que queramos ser con un arco de precisión.

Con esta última entrega y una salida estimada para la primavera del 2013 para PC, Xbox 360 y PS3, Crytek nos mostrará su mayor esfuerzo en realizar un juego que, aparte de sus increíbles gráficos y efectos, puede pecar de soberbio al no equilibrar otros apartados, siendo un claro ejemplo en las anteriores entregas con su guión simplista y un bajísima dificultad de juego que podía resumirse con el siguiente comando:

  • Ciudad destrozada por la guerra, invadida por agresores:
    • Activar modo camuflaje
    • Ir hacia la espalda del enemigo
    • Desactivar camuflaje
    • Matar
    • Esconderse para recargar traje
    • Activar camuflaje
    • Repetir proceso
    • *En caso de situación excepcional con más de un enemigo sin cobertura aparente, activar el modo resistencia hasta encontrar zona oculta para activar camuflaje

De todas maneras, seguro que Crytek tiene grandes sorpresas para esta nueva entrega, teniendo una gran oportunidad de callar algunas críticas.