WipEout 2048 es el noveno juego en la serie de carreras futuristas que introdujese Psygnosis allá por 1995. Aunque de origen multiplataforma, la franquicia acabó como estandarte de la casa PlayStation, convirtiéndose WipEout 3 (1999) en uno de sus títulos estrella. Desde entonces, el renombrado Studio Liverpool ha seguido deleitándonos con entregas para PlayStation 2, PlayStation 3 y ahora también PlayStation Vita.

Si es que aún queda alguien ajeno a su plantaeamiento, recordar que WipEout es a Sony lo que F-Zero para Nintendo: un título de carreras futuristas en el que naves de impresión levitan a toda velocidad sobre circuitos diseñados para desquiciar al jugador.

Tendremos que hacer gala de nuestros reflejos para llegar los primeros a meta. En muchas ocasiones para llegar, simplemente, pues la barra de energía de nuestra nave se vacía a cada estampe contra los límites del circuito o los propios rivales. Sí, porque las carreras de WipEout son también combates sin cuartel en los que ametrallar al enemigo sirviéndonos de los ítems ofensivos (cohetes, minas, misiles...) dispuestos por el circuito.

Otra clave de su jugabilidad son los power-ups, que compensan el siempre quisquilloso manejo de las máquinas. También las zonas de aceleración y atajos presentes en cada pista, a los que debemos recurrir estratégicamente si es que pretendemos salir victoriosos. Así, WipEout no es solo correr y asestar, también requiere cierta inteligencia, de ahí la riqueza de su gameplay.

Pero tranquilos los recién llegados, pues Studio Liverpool ha desarrollado el juego más accesible de toda la serie. Por supuesto, los aficionados encontrarán el reto que buscan en WipEout 2048, lo cual no significa que los menos duchos vayan a estampar su flamante Vita contra el suelo. La opción de asistencia les evitará la engorrosa tarea de tomar correctamente las curvas, concentrándose en adelantar (o pisotear) al rival.

Concierne hablar del control, perfectamente adaptado al esquema de PS Vita. La cruceta de la portátil vuelve a postularse como una de las más cómodas que hayamos probado en un sistema de bolsillo, aunque muchos preferiréis los sticks analógicos, cuya exquisita precisión casa con la exigencia del juego. Por último, no podían faltar las opciones de control táctiles y por movimiento: los giroscopios dirigen la nave, mientras los paneles delantero y trasero se encargan del disparo y la aceleración respectivamente.

Centrándonos ya en sus modos de juegos, WipEout 2048 se ha desarrollado en torno a un modo Campaña de lo más variado, aunque escueto. Una parrilla geométrica va desplegando los distintos eventos a superar, agrupados a su vez en campeonatos. La rejugabilidad está garantizada gracias a las variables marcas de cada prueba (no es lo mismo ganar una carrera, que hacerlo por debajo de tiempos realmente comprometidos, claro está).

Junto a las carreras tradicionales y las contrarreloj, estos eventos comprenden también combates (conseguir un determinado número de puntos fulminando enemigos) y desafíos de zona (evitar el mínimo choque en circuitos de lo más enrevesado). Superarlos añadirá puntos de experiencia a nuestro perfil, con los que desbloquear las 20 naves del juego.

WipEout 2048 también apuesta por las modalidad multijugador, permitiéndonos recorrer la campaña en cooperatividad online. Hasta ocho jugadores simultáneos pueden enfrentarse (también en modalidad AdHoc) sin lag alguno de por medio. Sumémosle una de las características más atractivas de 2048: el juego cruzado con usuarios de WipEout HD (y su expansión Fury) para PlayStation 3. En efecto, los usuarios de HD podrán enfrentarse a los de 2048 y viceversa, lo que amplía por mucho la vida online del título.

Aparte del mejorable número de circuitos, pruebas y naves, no nos han gustado un pelo los eternos tiempos de carga. ¿No se suponía que las tarjetas solventarían la lentitud del UMD?

Sea como fuere, no dejamos de estar ante el mejor juego de conducción con que cuenta PS Vita a día de hoy. También por su preciosismo gráfico. La profundidad de los circuitos, repletos de detalle, vívidos de color, nos hacen preguntarnos si no estamos a los mandos de PS3. La recreación de las naves resulta tan exquisita como sus físicas, lo que posibilita una sensación de velocidad sin parangón. Y si pensáis que esta enmascara algún defecto gráfico, no tenéis más que paralizar vuestro vehículo antigravitatorio y examinar con detenimiento cada detalle de los escenarios.

Los amantes de la música electrónica encontrarán otro aliciente en la banda sonora del juego, que por momentos nos recuerda al genial tracklist de Lumines Electronic Symphony. En resumidas cuentas, apartado visual y sonoro van muy acordes a la apariencia ecléctica impresa por Studio Liverpool.

9/10

WipEout 2048 es por tanto un juego agradable a los sentidos, que además convence en lo jugable. Ofrece reto a quienes lo pidan, sin olvidarse de los que rehuyen complicaciones. En adelante, todos los juegos de velocidad para Vita tendrán a este como el rival a batir. ¿Sus únicas pegas? excesivos tiempos de carga y mejorable duración, lo que compensa la rejugabilidad inherente a su potencial adictivo.