A diferencia de otros desarrolladores, los cuales creen que las consolas están destinadas a desaparecer, Will Wright, creador de juegos tan populares como Los Sims, Spore y SimCity, ha declarado en el portal GamesIndustry que el no cree en las predicciones de sus colegas.

"No creo que estén condenadas, lo único que creo es que no se convertirán en el pilar del mercado, como lo han sido hasta ahora. Los videojuegos solían estar enfocados para niños de 16 años. Ahora tenemos gente de todas la edades, géneros y de diferentes estilos de vida jugando a videojuegos.

Creo que probablemente seguiremos viendo consolas a la larga en nuestros estantes al lado de nuestro televisor en alta definición. Seguirán atendiendo a un tipo muy específico de jugadores que no serán tan diferentes de lo que antes lo eran. Y es que ahora hay mucha más gente que están jugando a videojuegos, y no sólo lo están haciendo en consolas.

En los últimos cinco años más o menos lo que realmente ha diversificado no han sido sólo las plataformas, si no al lado de eso ha sido la audiencia. Tenemos muchos jugadores de todo tipo que juegan en sus teléfonos móviles, en Facebook, o donde sea. Esa explosión en las plataformas ha impulsado a una diversificación muy saludable en cuanto al público"

En lugar de que la gente realice lo que podríamos llamar "sesiones de juego", donde uno se sienta en una habitación a jugar Halo durante una hora, tengo la oportunidad de sacar Angry Birds y jugar dos minutos mientras espero a ser atendido en Starbucks. Puedo usar los juegos para llenar los espacios vacíos de mi vida de manera un poco más llevadera.

Aún así creo que las consolas seguirán manteniendo siempre un sitio entre los jugadores, aunque su importancia se reducirá al mínimo"

Unas declaraciones que contrastan con las demás predicciones, pero que dejan claro que las consolas llegarán a pasar a un segundo plano en detrimento de otros dispositivos que hacen más accesibles los videojuegos a todo tipo de personas. Ya no sólo las tablets, sino los propios moviles llegan a un mayor número de personas que las consolas. De ahí que muchos desarrolladores hayan optado por dedicarse a desarrollar juegos para estos.

¿Pensáis que esto puede llevar al fin de los sistemas de entretenimiento tradicionales como las consolas? Yo de momento prediero pensar que esto es una moda pasajera y todas las predicciones fallen.