Aunque son consolas portátiles claramente enfocadas a mercados distintos, es inevitable hacer una comparativa entre la Sony PlayStation Vita y el Nintendo 3DS. Sí, el portátil de Nintendo lleva ya alrededor de un año en el mercado, mientras que la Sony PS Vita recién ha llegado a plantar cara. Como consumidor, al momento de adquirir alguna de ellas saltan a nuestra mente varias preguntas, ¿cuál es mejor? ¿cuál me conviene más? ¿vale la pena gastar alrededor de 80 USD más por una PS Vita? La siguiente comparativa buscará contribuir a despejar estas y otras dudas.

El Nintendo 3DS ya tuvo una reducción de precio que le ha ayudado a recuperarse del fracaso comercial, colocándose como una alternativa más barata; además de que ofrece la novedad de juegos en 3D sin la necesidad de usar gafas. Por su parte, la PS Vita tiene claramente una mayor potencia, mejores gráficas y una pantalla más grande con claramente mayor calidad.

Pantalla

Cuestión de gustos. Si lo que buscas es calidad, el PS Vita es la opción claramente. A primera vista, la pantalla es uno de los aspectos que más llaman la atención en la PS Vita. Con 5 pulgadas y resolución de 960 x 544 píxeles, la pantalla Super AMOLED Plus es una de las cartas fuertes de la PS Vita. Los colores en la pantalla del PS Vita lucen fantástico. Con un excelente contraste de negros y un brillo sobresaliente, es difícil apartar la mirada de la pantalla. Además, se puede ver de muchos ángulos, incluso casi a 180 grados.

Por su parte, el Nintendo 3DS cuenta con un par de pantallas. La superior mide 3.53 pulgadas y tiene la peculiaridad de ofrecer contenido en 3D sin necesidad de lentes. Con resolución de 800 x 240, el Nintendo 3DS tiene mayor densidad de pixeles que la PS Vita, aunque la diferencia es mínima (237 ppi x 221 ppi). La pantalla inferior del Nintendo 3DS no ofrece 3D, pero es táctil. Mide 3.02 pulgadas y ofrece una resolución de tan solo 320 x 240.

La PS Vita también utiliza una pantalla capacitiva multitouch, la cual ofrece una gran respuesta y también una destacada precisión. Aunque pierde el uso del stylus, la respuesta de la PS Vita supera a la de la pantalla inferior en el Nintendo 3DS. Sin embargo, para elegir una consola en cuanto a la pantalla la pregunta es si buscamos 3D o calidad. Desafortunadamente para Nintendo, la tecnología 3D no ha causado tanto revuelo como les gustaría, pues incluso a algunos usuarios les parece un tanto incómodo.

Potencia

Es imposible competir contra la PS Vita en cuanto a potencia. Con un procesador de cuatro núcleos ARM Cortex-A9 y una versión optimizada del GPU de PowerVR SGX543MP4, además de 512MB de RAM y 128 de RAM para video, la Sony PS Vita puede correr juegos con potencia gráfica no muy alejada del PlayStation 3.

Por su parte, el Nintendo 3DS cuenta con un procesador ARM 11 de doble núcleo a 268MHz, que cumple con las necesidades de la consola, pero no da para más. Además, el 3DS trae tan solo 128 MB de RAM, lejos de los 512MB de la consola de Sony. En cuanto a capacidad de procesamiento y potencia gráfica, el claro ganador es la PS Vita.

Juegos

Este es el principal aspecto para la diferenciación. Después de todo, poco sirve una consola con especificaciones técnicas fuera de este mundo si no cuenta con un catálogo de juegos interesante para explotarlas. Por parte del PS Vita, los directivos de Sony han declarado que lanzarán tres juegos cada mes para su consola portátil mientras que, con un año en el mercado, de Nintendo ya sabemos qué esperar.
Debido a las características de la consola, el mismo juego lucirá claramente mejor en la PS Vita respecto al Nintendo 3DS. Si lo que buscamos es juegos que exploten la potencia de un procesador de cuatro núcleos como Uncharted, Marvel vs Capcom 3 o alguno de carreras estilo Gran Turismo, PS Vita es la opción. Por otro lado, si lo que buscas en una consola portátil son las franquicias de siempre como Mario, Zelda o Pokémon, obviamente la Nintendo 3DS es tu alternativa.

En cuanto a compatibilidad con el pasado, el ganador claro es el Nintendo 3DS. La PS Vita es compatible con juegos del antiguo PSP, pero únicamente vía descarga electrónica, mientras que en el Nintendo 3DS sí podemos insertar nuestros antiguos cartuchos de DS. Además, en la tienda de Nintendo es posible regresar hasta tiempos del NES gracias a la consola virtual.

De compararse el mismo juego, el PS Vita sería el ganador en este apartado. No obstante, la diferencia está en el catálogo de juegos, y para elegir ahí ya es cuestión de gustos personales.

Controles

El PS Vita hace uso de todas las formas posibles de interactuar con la consola. Incorpora los botones tradicionales (D-Pad, triángulo, cuadrado, círculo y cruz), un par de joysticks, la pantalla táctil, además del conjunto de sensores de movimiento –giroscopio, acelerómetro y brújula digital—que permiten a la PS Vita comportarse como el control Sixaxis del PS3. Además, en el panel multitáctil de la parte trasera cuenta con una gran innovación, ampliando las posibilidades en cuando a la experiencia de juego en una PS Vita.

Además de contar con un par de sticks en lugar de solo uno, gracias a su mayor superficie los controles en el PS Vita están mejor distribuidos que en el Nintendo 3DS. Los controles en ambas consolas responden de maravilla, pero en el Nintendo 3DS son un poco más incómodos de usar. Probablemente por el tamaño de la consola más reducido, después de un rato de jugar Mario Kart 7 es necesario parar a descansar, mientras que en Mod Nation Racers Roadtrip de PS Vita no hubo ningún problema. Sin embargo, es posible que este inconveniente solo se dé en los adultos, pues no los niños cuentan con manos más pequeñas.

Cámaras

Ambos dispositivos cuentan con un par de cámaras, una trasera y otra delantera con soporte para capturar imágenes en resolución VGA (640 x 480). Claramente, hacer fotografías no es el propósito de ninguna de las consolas, porque la calidad en las imágenes está bastante lejos de considerarse como buena. Por parte del 3DS, la cámara trasera tiene realmente dos lentes para capturar imágenes en 3D, aunque el PS Vita captura imágenes con ligeramente mayor calidad.

Al contrario del Nintendo 3DS, la PS Vita ofrece la capacidad para grabar audio y video, pero para realizar cualquiera de estas tareas, personalmente optaría por otro dispositivo como una cámara o un smartphone. No obstante, las cámaras están ahí para otras funcionalidades, como interactuar con juegos de realidad aumentada.

Batería

La vida de la batería es muy similar. Ambos dispositivos tienen una vida media de 4 horas, que puede ser menos si se trata de uso intenso o un poco más, si el jugador está haciendo un uso moderado o esporádico. En el PS Vita, la relativamente poca batería se debe a la gran potencia del dispositivo –es lo que se espera con un procesador de cuatro núcleos--, mientras que en el Nintendo 3DS el video en tercera dimensión claramente hace un gran uso de la batería.

Conclusión

La PS Vita es claramente ganadora en esta comparativa. Aunque el análisis fue realizado mayormente desde un punto de vista de hardware. Como mencionaba antes, el punto verdaderamente determinante al momento de elegir una consola es el catálogo de juegos. Si lo que buscamos es gran potencia, fantásticos juegos que luzcan espectacular en una pantalla hermosa y un diseño elegante, el PS Vita es la opción.

Por otro lado, si nuestro interés es jugar las nuevas entregas de Mario, seguir las aventuras de Link o capturar y entrenar a cuanto Pokémon sea posible, Nintendo 3DS es el ganador. Además está el apartado del precio. La PS Vita tiene un valor de 249 €/$ para el modelo WiFi y de 299 €/$ para el WiFi+3G, mientras que el Nintendo 3DS cuesta 170 €/$.