El pasado día 20 de marzo tuvimos el honor de jugar, por cortesía de Ubisoft España, a la demostración de uno de los grandes lanzamientos de la compañía: Tom Clancy’s Ghost Recon: Future Soldier.

En este evento, que duró unas dos horas y media, pudimos apreciar las características del modo cooperativo de este famoso shooter táctico. Las cuales nos dejaron muy buenas impresiones y, de las que pudimos atisbar, una revitalización de la saga que hará de esta un juego más frenético, pero manteniendo en todo momento la esencia de Ghost Recon.

Otro aspecto a destacar de la presentación fue la presencia de dos miembros del equipo de desarrollo del juego: Cosmin Mihai, Associate Producer, y Victor Popa, Level Designer Technical Director. Los cuales estuvieron, en todo momento, aclarando nuestras dudas y pendientes de explicarnos con todo tipo de detalles los diferentes tipos de juego que fuimos probando. He de decir que la atención e implicación por parte de estos dos PROFESIONALES, si lo digo con mayúsculas, fue de 10.

Una vez expuestas nuestras impresiones sobre el evento en sí, vamos  con lo que realmente os importa a vosotros, el juego.

Dentro del ya mencionado Modo Cooperativo nos encontramos con dos vertientes diferentes: Modo Guerrilla y Modo Campaña, ambos para cuatro jugadores

El primero de ellos es bastante parecido a lo visto en Gears of Wars y su modo Horda, pero con matices propios de un juego bélico realista. En esta modalidad tendremos que superar una serie de asedios que pueden llegar a ser de hasta 50 oleadas. Aquí es donde la acción se muestra de una manera muy frenética. Según vayamos superando una oleada, la siguiente será más brutal y difícil, hasta llegar a la última. Tal es este punto de dificultad que, según íbamos avanzando, todos los que formábamos el equipo empezamos a sentir el olor de la muerte. Hasta que nos llegó el momento crítico de ello, lo cual no es difícil de sufrirlo ya que, con 3 ó 4 disparos que nos alcancen, acabaremos agonizando durante un tiempo. Dicho tiempo se ve reflejado por un circulo que va desapareciendo progresivamente hasta llegar a su fin, momento en el que pereceremos. Para evitar esto último, el juego nos da la posibilidad de ir arrastrándonos hasta llegar a un compañero para que nos pueda curar de nuestras mortales heridas.

Otro aspecto a destacar, a parte de las grandes dosis de acción, es la importancia de la cooperación y la táctica conjunta a seguir. Si la coordinación entre los jugadores es buena, las  posibilidades de perecer descenderán de manera drástica. Para poder llevar mejor todo el apartado táctico cada uno de los jugadores podrá marcar a los enemigos. Así la organización será mayor ya que, a menos que tu compañero sea abatido, puedes saber de qué enemigo se va a encargar el otro y poder crear así una buena organización táctica.

También hay que decir que, entre horda y horda, podremos reabastecernos tanto de munición como de armas y dispositivos muy sofisticados que ayudarán bastante a que podamos resistir. Ya que como el propio juego dice en su título somos "soldados del futuro". Estos dispositivos van desde el dron espía, el cual es un dispositivo de reconocimiento aéreo radiocontrol que nos servirá para tener una visión del entorno y para poder localizar la posición de nuestros enemigos, hasta granadas, sensores de detección, granadas de fragmentación y de humo, así como minas Claymore. Todo un arsenal de equipamiento tecnológicamente puntero, digno de las novelas de Tom Clancy.

Para terminar de comentar este modo, hay que resaltar que se trata de una experiencia muy exigente y que nos dará una buena cantidad de horas de acción con una dificultad bastante exponencial, que como pudimos probar en nuestras carnes y como os hemos comentado párrafos arriba, nos hará sudar para poder salir indemnes de ella. A parte de la importancia de la cooperación. De esto último hay que decir que su máxima diversión se saca, sin lugar a dudas, jugando con otros 3 compañeros. Y más cuando el título nos da la posibilidad de jugarlo cuatro jugadores online, en pantalla partida, en local o cualquier combinación que prefiramos.

En el segundo modo, que también podremos jugar 4 jugadores, nuestra máxima premisa es ser lo más silenciosos y cautelosos para poder pasar lo más desapercibido posible y acabar de manera efectiva con nuestros enemigos. Como si fuéramos fantasmas, haciendo referencia al título del juego.

En esta ocasión volvemos a destacar el elevado nivel táctico que nos proponen los desarrolladores, ya que lo mejor es eliminar a nuestros enemigos lo más rápida y sigilosamente sin ser descubiertos, para ello volveremos a contar con el sistema de fijar a nuestros enemigos para poder realzar un disparo sincronizado entre los cuatro y así abatir de manera más efectiva a cuatro blancos, buscando siempre la mejor posición para que no seamos detectados. De esta manera seremos capaces de eliminar a todo un regimiento sin que estos se den cuenta de lo que está pasando.

Sin duda esta es una excelente opción para rejugar el modo Campaña, sobre todo si se ha hecho en solitario, ya que las situaciones y experiencias que te puede dar el cooperativo serán prácticamente infinitas, ya que cada jugador reacciona de una manera distinta y se pueden confeccionar distintos tipos de tácticas.

La conclusión a la que llegamos después de lo que pudimos apreciar es que este Ghost Recon tiene muy buena pinta, un juego que puede ser una referencia para a los que les gusten los shooters tácticos y sobre todo a los que quieran disfrutar de un buen cooperativo.

El cambio es notable, ya que nos pone a nuestra disposición mayores dosis de acción de lo que nos tenía acostumbrados esta saga, pero manteniendo toda la esencia y he de decir que, todos los que nos encontrábamos en esta prueba, acabamos muy satisfechos con la propuesta que nos pusieron en nuestras manos.

Para acabar decir que Tom Clancy's Ghost Recon: Future Soldier se pondrá a la venta el 24 de mayo en Xbox 360, PlayStation 3 y algo más tarde en PC. Veremos si la experiencia final consigue confirmar las buenas sensaciones que nos ha transmitido en esta sesión.