¡No te pierdas nuestro contenido!

Si alguna vez hemos jugado a un sandbox, uno de estos juegos inmensos de mundo abierto y acciones libres, nos habremos encontrado seguramente con algún que otro error, algun fallo no previsto por los programadores, algún bug. Bugs tienen todos los juegos, pero este tipo suele contenerlos amontones, ya que el jugador es libre de hacer tantísimas cosas que la empresa desarrolladora no ha podido contemplar todas las acciones.

Muy famoso fue el caso de Red Dead Redemption, un juego que tenía tal cantidad de bugs, y tan divertidos, que hicieron que el juego ganara en popularidad y con siguió hacer de estos un símbolo propio.

El último sandbox con el que nos hemos encontrado ha sido The Elder Scroll V: Skyrim y no está libre, en absoluto, de estos errores de programación. Ya se han hecho famosos un par de bugs, como son el de que al ponerle un cubo en la cabeza a un tendero podemos robar en su tienda sin que se dé cuenta o el de que cuando nos golpea un gigante saltamos por los aires de una manera bastante cómica. Pero hay muchos más. He querido traer un pequeña recopilación de estos errores sin más pretensión que la de reírnos un rato. De hecho, el productor ejecutivo de Bethesda, Todd Howard, afirmó que los bugs divertidos no van a corregirlos en las actualizaciones, ya que aportan un extra al juego.

  • Empezamos con el más famoso. Un gigante te golpea hacia abajo y tú sales despedido veinte metros hacia arriba. Inexplicable. De la misma forma podemos ver caer del cielo a otras personas o ver a dichos gigantes ponerse de pie en el aire.

  • Una caída parecida la vemos mejor en el siguiente vídeo, donde vemos cómo se precipita un animal desde las alturas como si lo hubieran tirado desde un avión. Inquietante.

  • Uno de los bugs más clásicos son los objetos que no paran de moverse solos aunque no debieran hacerlo. En este caso nos encontramos con unos enemigos muertos que no paran de bailar break dance.

  • Los objetos que desaparecen también son muy comunes en este mundillo. Gracias a eso podemos encontrar situaciones tan absurdas como ver a una herrera golpeando un trozo de metal suspendido en el aire.

  • Aunque si solo es una mesita lo que desaparece uno no debe preocuparse. Lo peor es cuando empiezan a desaparecer laderas de montañas, paredes de edificios, ríos y caras de personas. Además, también puede darse el caso de que desaparezcan las texturas, mostrando formas violetas bastante chillonas.

  • Los animales siempre suelen dar muchos problemas. Por ejemplo, podemos ver cómo un caballo puede mantenerse impertérrito aunque bajo sus pies aparezca un dragón ¡Es que no hace ni por moverse!

  • Aunque, ¿para qué necesitas montarte en un dragón (como hace tu caballo) si puedes volar?

  • Y por último, una recopilación de mis bugs favoritos. Un compañero que flota, un dragón que vuela al revés y una magia que te bloquea y a la vez te hace inmortal.

Estos son solo los más divertidos que he encontrado, pero sé que hay muchos más. Comentad si os ha pasado algo de esto o si conocéis más bugs divertidos.