¡No te pierdas nuestro contenido!

Con el tiempo, todo pierde su pureza. Xbox 360 no se libra de la premisa. La nívea consola de Microsoft pronto comenzó a sentir envidia del elegante negro de PlayStation 3 y decidió teñirse, a ver cómo le sentaba el cambio.

Mucho tuvieron que piropearla, porque al poco veía renovado su diseño entre aplausos (aunque fuesen provocados por la promesa de que cada periodista presente en aquel Media Briefing, recibiría la nueva consola en breve).

Acorde a la nueva estética de la máquina (también abrazada por Kinect) Microsoft acaba de remodelar dos clásicos periféricos. En primer lugar el headset inalámbrico, que nos permitirá chatear con nuestros amigos vía Xbox Live o bien con cualquier interlocutor que nos contacte a un teléfono móvil compatible.

Y es que el accesorio es compatible con la tecnología Bluetooth 3.0 e implementa los últimos avances en reducción de ruidos. Incluye LEDs rojos y verdes en forma de anillo para indicarnos el modo en que se encuentra y nos permite hasta 300 horas en espera con una sóla carga a través de micro USB. ¿Su precio? $59.99.

Muy llamativo también el nuevo mando a distancia, que nos permitirá manejar las capacidades multimedia de la consola. Requiere dos baterías AAA e incluye botones A, B, X, Y, select, back e D-pad, amén de los típicos numéricos y de reproducción.

Costará $19.99 y llegará a las tiendas de todo el mundo junto al nuevo headset, en noviembre de este mismo año.