¡No te pierdas nuestro contenido!

Donkey Kong es uno de los primeros grandes personajes clásicos creados por Nintendo. Desde aquellos primeros títulos del gran Shigeru Miyamoto, pasando por la maravillosa trilogía Donkey Kong Country, y la versión en 3D, Donkey Kong 64 creados por Rare, el popular gorila siempre fue en sello de calidad.

Pero desde que Rare dejó de trabajar con Nintendo, la saga quedó estancada, tan solo obtuvimos algunos juegos menores de distintas temáticas con los que contentar a los fans. Pero este verano, en el E3 donde Nintendo volvió a demostrar porque es la mejor de la industria, la pegadiza melodía de la saga volvió a sonar.

Horas antes de la presentación ya empezaron a surgir rumores sobre el nuevo título, pero la expectación y el escepticismo nos mantenían cautos, pero cuando Reggie Fils-Aime dio paso al primer trailer, lo cierto es que me quedé maravillado. Jugabilidad en 2D con gráficos en 3D, un aspecto visual magnífico, y el estilo jugable que hizo tan grande a la trilogía de Super Nintendo estaba de vuelta. Quienes pudieron probarlo corroboraron las impresiones iniciales, el juego pintaba genial.

Por eso, quiero dedicar estas líneas a mi otro juego del año: Donkey Kong Country Returns, un juego como los de antes, un juego de verdad. Desde que encendemos el título, podemos comprobar como la saga vuelve sin olvidarse de nada, el aspecto visual, la música, la jugabilidad, la dificultad de los niveles... Todo está perfectamente adaptado para ofrecernos un regreso realmente grande.

Además el título no se limita a ser uno más en la saga, sino que aprovecha todo lo visto hasta ahora, e innova en una jugabilidad más interactiva y completa, en nuevos enemigos, niveles con varias capas de profundidad, y una gran cantidad de desafíos que nos encontraremos hasta que a duras penas podamos completar el juego al cien por cien. Claramente un juego de Nintendo con mayúsculas, al que pueden jugar todos en casa, pero que necesitaremos mucha práctica para completar ciertos niveles, y sobretodo para encontrar todos los secretos.

Además poder jugar en compañía es una verdadera delicia, correr saltar y golpear los niveles con Diddy Kong a nuestro lado siendo controlado por otra persona no tiene precio, y hace del juego un conjunto lleno al cien por cien de verdadera diversión.

No cabe duda de que Retro Studios se ha convertido en un gran estudio dentro de Nintendo, ya que tras innovar creando la gran trilogía Metroid Prime, se atreve a crear una cuarta parte para una saga tan mítica como Donkey Kong Country. Así que termino recomendando el juego a todos los amantes de los juegos de verdad, los que disfrutan con las plataformas, y sobretodo a aquellos que jugaron a la trilogía de Super Nintendo, porque este Donkey Kong Country Returns está realmente a la altura.