OnLive lleva ya un tiempo disponible en PC, aunque su éxito no ha sido el esperado. El reducido número de suscripciones llevó a la compañía a replantear su estrategia suprimiéndolas. Las cuotas mensuales de $15 desaparecieron a comienzos de octubre, ofreciéndose de forma completamente gratuita la mayoría de funcionalidades de la plataforma en pos de que puediese probarla el mayor número de usuarios posible.

Demos, visionado de partidas, grabación de vídeos, mensajería o listado de amigos son opciones por las que los estadounidenses (por ahora únicos en difrutar del servicio) no tienen que hacer desembolso. Steve Perlman, CEO de OnLive, lo aclaraba así:

Aunque nos hubiera gustado confirmar la carencia de suscripciones desde el comienzo, introducir un sistema como éste siempre es complicado. Tuvimos que crecer lo suficiente para determinar los patrones de uso y los costes operativos. Ahora que hemos alcanzado dicha etapa, concluimos que los pagos mensuales no son necesarios.

Así las cosas, OnLive puede acabar despegando definitivamente (o confirmando su descalabro comercial, quién sabe) culminando su última fase de lanzamiento con la puesta a la venta de la OnLive TV Console, el adaptador para televisión que transmite la señal de los servidores de la compañía a través de nuestra conexión de banda ancha.

Tan sólo necesitaremos el aparato (junto al controlador específico que lo acompaña) para comenzar a disfrutar de las últimas novedades del sector a la máxima calidad, con indepencia de la pantalla a la que lo conectemos. El conjunto está ya a la venta en reserva (a distribuir a partir del 2 de diciembre) por $99 e incluye $50 extra de crédito para la compra de nuestro primer juego.

Veremos si el lag no empaña la experiencia y si OnLive demuestra ser un serio candidato al nuevo antes y después de la industria.

Vía: Kotaku