¡No te pierdas nuestro contenido!

Cada vez vamos sabiendo más de Nintendo 3DS, la portátil con la que la compañía de Kioto sorprendió a propios y a extraños en la pasada Electronic Entertainment Expo, muchos ya la esperamos como agua de mayo, y por otra parte también le crecen los detractores, o aquellos que tienen miedo de que no sea aquello que se imaginan.

Que si potencia por un lado, que si mejores o peores gráficos por otro. Realmente, no me preocupan los megahercios a los que funcionen sus procesadores ni cuantos tiene. Lo realmente importante ya lo tenemos, un buen catálogo de juegos. Qué importa si tiene los gráficos mejores vistos hasta ahora en portátiles o no, tiene sin duda muy buen nivel gráfico, muy por encima de su predecesora, Nintendo DS, y si nos ponemos a comparar, también mejores que los de PSP.

La verdad es que potencia parece tener, lo suficiente para mostrarnos juegos con un aspecto gráfico tan bueno como los Resident Evil que ya están en camino para la misma, y no sólo eso sino que además nos los mostrará en tres dimensiones, algo hasta ahora inaudito en una consola portátil, y para la amplia mayoría de jugadores (entre los que me incluyo) en los videojuegos en general.

Pero como os decía, eso no es lo mejor de Nintendo 3DS. Cuando pienso en la consola, lo primero que se me viene a la mente es la cantidad de grandes juegos que ya se están preparando para la misma. No se trata de soñar o imaginar los títulos que nos gustaría que saliesen, es el catálogo que ya está anunciado para la misma. Todas las grandes sagas estarán presentes casi desde el lanzamiento.

Grandes sagas como Street Fighter, Resident Evil, Metal Gear Solid, Kingdom Hearts, Dead or Alive... todo ello sin contar con el inmenso catálogo de Nintendo, Super Mario, Zelda, Donkey Kong, Kirby, Metroid, incluso Kid Icarus se apunta a la fiesta. Un increíble elenco de juegos que sin duda es la pieza fundamental para que confiemos en la consola, igual que lo está haciendo prácticamente toda la industria del videojuego.

A pesar de que Nintendo DS y PSP tienen grandes juegos, nunca llegaron a tener ni la mitad de lo que 3DS nos ofrece de partida. Además, imagino que todo esto es sólo el principio, y que las desarrolladoras seguirán trayendo joyas dependiendo de las ventas que cosechen con sus primeros lanzamientos.

Así, que para todos aquellos que temen por el futuro de la consola, aquí tienen mi opinión, además del gran catálogo de motivos por el que 3DS merece que la espere con los brazos abiertos.