¡No te pierdas nuestro contenido!

Las moscas son una lata, así que a ninguno de nosotros nos da mucha lata deshacernos de ella cuando están rondando por casa. Pero ahora los molestosos bichos han llegado hasta el iPhone/iPod touch de la mano de Playsteria con su nuevo juego Kill the Fly.

¿Bostezaste cuando Daniel Larusso atrapó esa mosca con los palillos en Karate Kid?, pues es tu momento para demostrar tus habilidades con los dedos a la hora de deshacerte de un ejercito de moscas con ganas de hacerte la vida de cuadritos.

En Kill the Fly serás el orgulloso poseedor de una caca, no me pregunten porque, pero tienes que defenderla del montón de moscas que están dispuestas a comérsela y para hacerlo contarás con unas cuantas herramientas y la velocidad de tus dedos, ¿estás preparado?.

Lo que me gustó

Para empezar tienes dos modos de juego: Salva la caca y Masacre. En el primero, como su nombre bien lo dice, tenemos la misión de proteger una caca de las moscas. Para hacerlo deberemos aplastar a la mosca tocando con nuestro dedo el lugar de la pantalla donde está se se encuentre. Si lo hacemos correctamente ganaremos puntos y tendremos una menos de la cual preocuparnos, pero si pulsamos y la mosca ya no está entonces perderemos puntos.

Hay diferentes tipos de moscas y cada una te provocará problemas diferentes. Están las moscas normales, de esas podrás deshacerte con un solo toque pero hay cantidades industriales de ellas. Están los moscardones que son lentos y pesados, pero también tendrás que aplastarlos varias veces antes de poder matarlos. Y al más puro estilo japonés están las moscas kamikaze que se lanzaran a toda pastilla en contra de la caca y son mucho más difíciles de cazar, pero eso sí, te darán un puntaje mucho más alto al matarlas.

Al ir eliminando moscas irás ganando ciertas herramientas que harán tu vida mucho más fácil. Tienes le clásico spray con el que podrás rociar a las moscas que tengas en pantalla en ese momento y atontarlas para hacerte más fácil el acabar con ellas. También tienes un matamoscas para aplastar de varias en varias, un mata insectos eléctrico y lo más gracioso, unos labios que al usarlos harán que todas las moscas se enamoren y se junten en un solo lugar listas para tu dedo asesino.

Hay cuatro escenarios diferentes con cuatro niveles cada uno, y en cada escenario hay diferentes obstáculos que te dificultarán la misión. Cosas como clavos o cactus que si tocas con el dedo te quitarán puntos.

En el modo Masacre no hay que preocuparse por salvar caca alguna, solo en hacer la matanza más grande (a ser posible con buenos combos) para obtener mayor cantidad de puntos. En este modo a medida que vas matando vas llenando una barra que al estar completa te permitirá sacudir el teléfono y escabecharte a cuanto mosca esté en la pantalla en ese momento.

El juego está en español así que no tendrás problemas con el idioma, incluso está localizado al catalán así que en ese punto no podemos quejarnos. Si recibes una llamada a mitad de una partida automáticamente se pondrá en pausa así que al terminar puedes volver a jugar donde te quedaste sin ningún problema.

Lo que no me gustó

Los botones que te permiten sacar las herramientas están en la parte superior derecha de la pantalla (en las imágenes lo pueden ver, y son muy pequeños, así que muchas veces me encontré intentando sacarlas sin éxito alguno y con un montón de moscas sacándome la lengua mientras yo batallaba en elegirlas.

Otro puntito es que no puedes elegir usar tu propia música para jugar, es algo que no arruina la experiencia, pero a mi me gusta elegir lo que escucho mientras voy jugando.

Conclusión

7/10

Kill the Fly Es un juego sencillo al que le sacarás jugo si te gustan las partidas rápidas. Como los niveles son cortos no te traumará (como sucedía por ejemplo con Dexter) dejarlo a medias para continuar con lo que tengas que hacer. No es el juegazo del siglo pero podrás pasar un rato divertido masacrando insectos de vez en cuando. Y cuesta menos de dos euros así que no duele tanto comprarlo.