¡No te pierdas nuestro contenido!

Según el Chicago Tribune, los abuelos de una residencia de ancianos en Lincolnshire ya no juegan a las cartas o hacen punto para pasárselo bien. No, ahora a los abuelos les ha dado por jugar con la Wii que tienen en el centro.

La media de edad allí es de 77 años, pero al parecer los ancianos tienen las aptitudes físicas necesarias para incluso hacer un torneo de Wii Bowling -el favorito del lugar-. Y dicen que aunque hay nietos que están enseñando a sus abuelos a jugar, hay muchísimos otros casos en los que sucede todo lo contrario.

Flora Dierbach de 72 años dice: "Nunca había jugado con los videojuegos, pero esto es adictivo". Mientras, Don Hahn de 76 años dice: "Yo jugaba un poco al Pac-Man, pero esto hace que te muevas y hagas algo. No es sólo sentarse y pulsar botones hasta tener túnel carpiano".

Ahora hay que buscarle a las abuelas un Singstar con canciones de Sinatra, Elvis y Ella Fitzgerald. Ah sí, y que haya un médico en la sala por si ocurre alguna desgracia.

Wii Invades Retirement Home (¡Gracias Miguel Ángel!)