¡No te pierdas nuestro contenido!

Sí, en Ecetia y Gizmología hemos probado Wii. Nintendo invitó a la prensa especializada al Hotel Puerta de América, para mostrar su nueva consola. Durante 2 horas pudimos disfrutar de un nuevo concepto de videojuegos a través de mandos que se vuelven raquetas, batutas o incluso volantes de coche.

Nicolas Wegnez –Jefe de Marketing de Nintendo España- nos habló de las espectativas de Nintendo respecto al producto, y a modo de introducción nos habló de una filosofía en la que las palabras fácil, intuitivo e imaginación; se repiten varias veces.

Preliminares

En esta introducción, no se ha hablado de detalles importantes como características finales de Hardware, precio exacto o fecha definitiva de lanzamiento. Sólo se habló de la importancia de la filosofía Touch Generations. Ya no hará falta pulsar interminables combinaciones, sólo habrá que dejarse llevar y jugar.

Tras este primer tramo, pudimos ver la famosa vitrina del E3 que contenía las diferentes extensiones del que hemos bautizado como Wiimando:

  • El Nunchaku: Que será el más utilizado, y el necesario para jugar a títulos como Zelda, Red Steel o Mario Galaxy.

  • El Classic: Será la extensión a tomar en cuenta a la hora de jugar los títulos clásicos, disponibles en la futura Consola Virtual.

  • El Zapper: No es más que una especie de adaptador, que da a la consola el aspecto de pistola. De todos los mandos, es el único que se encuentra en desarrollo y aún se está determinando cómo será su uso, y con qué juegos se llevará a cabo. No será necesario para juegos en los que haya que disparar, como Red Steel o Metroid.

Además, pudimos ver la que será la versión final de Wii que llegará a las tiendas, contrario a lo que se mostró en el E3. Quizás echamos en falta poder tomar el peso de la consola, y el nivel de ruido que puede producir. También se contaron detalles, como la posibilidad de utilizar la DS como mando de la consola, sobre todo para el manejo de ítems y mapas en juegos como Zelda o Final Fantasy.

En la introducción, Nicolas comentó que lo que veríamos eran demos avanzadas de los juegos que más se acercan a lo que Nintendo quiere comunicar con Touch Generations, de hecho, todos y cada uno de ellos pueden ser jugados con una sola mano, y presionando apenas uno o dos botones de cuando en cuando.

Los juegos

Jugamos a 5 títulos: Wii Sports en su vertiente de Béisbol, Tenis y Golf; Wario Ware: Smooth Moves; Wii Music: Orquesta y el Point Shooter Demo.

Lo que jugamos de Wii Sports: Béisbol fue uno de los modos que tendrá el juego: la competencia de Home Runs, en la que tienes la oportunidad de sacar del estadio un total de 10 lanzamientos. Para ello, deberás calcular tu golpe, para ser certero y además hacerlo con la fuerza suficiente.

En cuanto al Point Shooter Demo, es un juego que me recuerda mucho al Duck Hunt, aunque sin el perro. Habrá que disparar a platos, ovnis y platos. Sólo hay que apuntar y apretar el gatillo que tiene el mando en su parte trasera.

Wii Sports: Tenis demuestra que con esta consola se acabó el sedentarismo. La adicción y los piques seguramente acabarán con tu brazo muy cansado. Es casi como jugar al Tenis de verdad, aunque sin rusas gritonas.

Lo visto de Wii Sports: Golf es un hoyo del campo en el que debes pre-calcular la fuerza con la que golpearás la pelota, para que llegue donde el juego te marca.

Orquesta es tan sólo una parte de Wii Music, en el que tomas el mando a modo de batuta, con la que deberás decidir el ritmo y el grupo de instrumentos que deben tocar cada pieza de melodía. En la demo que jugamos estaban disponibles un pequeño fragmento de Carmen o el tema identificativo de Zelda.

Quería dejar de último el Wario Ware: Smooth Moves, ya que es el juego más extraño y psicodélico de los mostrados. Se trata de una serie de minijuegos que no alcanzan ni los 10 segundos, y en los que deberás utilizar el mando como sartén, espada, pesas, volante, bomba de viento, hoola hop o incluso para ponerle la dentadura a una abuelita.

Conclusiones

La sensación de juego es muy distinta, el mando es ligero y además tus movimientos son muy sensibles. La toma de contacto se antoja torpe, aunque luego de unas pocas partidas, empiezas a meterte en el juego. Ello incluye que incluso adoptes poses para batear o para darle a la raqueta de Tenis.

“Va a ser un bombazo para los niños” me decía Manu Contreras de Gizmología, y yo agrego: “menos mal que no hemos crecido”, a la vez que recuerdo que un día como ayer un simple mando fue la línea entre lo real y lo virtual.